Elecciones en Estados Unidos
Martes 08 de Noviembre de 2016

Hillary y Trump definen hoy quién será el sucesor de Barack Obama

Ambos realizaron ayer intensa campaña en los Estados decisivos. El sistema de colegio electoral hace más complejo un pronóstico.

En las últimas horas de campaña —en Estados Unidos no existe veda electoral— Hillary Clinton prometió ayer construir un Estados Unidos "generoso'' y Donald Trump dijo a sus seguidores que es la última oportunidad de los votantes para reparar "un sistema roto". Los últimos sondeos (ver gráfica) dan una ventaja global a la demócrata Clinton de casi 3 por ciento, pero como en Estados Unidos rige el colegio electoral, esa diferencia porcentual podría desvanecerse. Además, todos los Estados salvo dos pequeños —Maine y Nebraska— otorgan la totalidad de sus electores al candidato que gana aunque sea por un voto, otra particularidad de la democracia estadounidense. Ganará así quien obtenga 270 electores sobre un total de 538. Ayer se estimaba que Clinton estaría ganando por 275 electores a 215 de Trump, pero eran proyecciones preliminares. La verdad saldrá hoy de las urnas, en una de las elecciones más disputadas de las últimas décadas, fenómeno que expresa una sociedad profundamente dividida y bajo fuertes tensiones.

Cansancio. Con la meta a la vista, los dos candidatos se impusieron ayer jornadas extenuantes en el último día de una campaña que ha cansado a toda la nación. Ambos hicieron visitas a grandes ciudades del país hasta bien entrada la noche. En su alegato final en Pittsburgh, Clinton se refirió a la manera como gobernará. Dijo que escucharía a los votantes que la rechazaron y echortó a mostrar "más amor y bondad''. "Tenemos que elevarnos por encima de esto'', dijo a una multitud entusiasta en Pittsburgh. "No estamos obligados a aceptar una visión sombría y divisionista de Estados Unidos. Mañana, ustedes pueden votar por un Estados Unidos esperanzado, incluyente, generoso''.

Aunque la campaña de Trump prometió un mensaje positivo para las últimas horas, el candidato hizo un discurso repleto de los ataques frontales que encantan a sus seguidores leales. Fustigó a Washington, el sistema de salud y Clinton. También cuestionó la legitimidad de la revisión de los correos electrónicos de Clinton y una colaboradora, que el FBI terminó el domingo, a horas de las votaciones. "Clinton es protegida por un sistema totalmente amañado'', dijo Trump en Sarasota, Florida. La campaña de Trump insinuó que la última, rápida revisión de los correos de una colaboradora de Clinton por el FBI no pudo ser exhaustiva. "Han embarullado la investigación desde el comienzo'', dijo Jason Miller, un vocero de Trump. Miller pidió al FBI que difunda los correos electrónicos de Huma Abedin.

Una carta del director del FBI, James Comey, al Congreso publicada el domingo es una espada de doble filo para Clinton, ya que pone de relieve un asunto que ha manchado su imagen en la etapa de definición de la campaña. Clinton parece conservar la ventaja sobre Trump en el tramo final. En tanto, más de 41 millones de estadounidenses ya han votado anticipadamente a través del correo, mesas electorales anticipadas y otros medios.

La campaña de Clinton dijo que no hablaría del tema del FBI en sus actos en Carolina del Norte, Pennsylvania y Michigan. Trump, que gusta comparar su presunta victoria de hoy con el Brexit, pero "multiplicado por 50'', siguió martillando sobre el affaire de los correos electrónicos. "Hillary Clinton es culpable. Ella lo sabe, el FBI lo sabe, la gente lo sabe'', remachó en Detroit. "Y ahora depende del pueblo estadounidense hacer justicia en las urnas el 8 de noviembre''.

Predicción. El diario The Washington Post, que se ha pronunciado editorialmente en favor de Hillary Clinton, predijo ayer su triunfo en el colegio electoral. Según sus redactores especializados Chris Cillizza y Aaron Blake, en base a los sondeos que el diario realiza junto con el canal ABC News, Clinton obtendría esta noche al menos 275 votos en el colegio electoral, superando en 5 el umbral necesario para consagrarse presidente, contra 215 de Trump. "Mientras estamos moviendo dos Estados en dirección a Donald Trump, el mapa general aún favorece claramente a Hillary Clinton: ella tiene 275 votos electorales consolidados o con tendencia clara hacia ella", reseñan. De hecho, aún si Trump mantiene todos los estados, tanto los consolidados como los tendenciales en su favor y gana los tres estados aún disputados ("toss-ups"), se quedará corto por siete votos de los 270 necesarios. Esto sería definitorio a favor de Clinton. Igualmente, califican a la de hoy como "la más impredecible de las elecciones".

El diario de Washington ayer cambió sus fichas en el mapa: pasó a Carolina del Norte de "tendencia demócrata" a "disputado". Clinton lideró 19 de 20 sondeos en este Estado de la costa este desde mediados de septiembre a mediados de octubre, pero de las últimas 9 encuestas, solo cuatro muestran a la demócrata adelante, tres a Trump y dos proyectan un empate. En total, los Estados "toss-up" sumaban ayer, para Washington Post/ABC News, 48 votos electorales, un botín que definirá al presidente que sucederá a Barack Obama a partir del próximo 20 de enero. De este total de 48 votos, Florida se lleva la mayor parte: 29. Se estima que el estado de las palmeras dará hoy sus electores a Clinton. Pero esto se sabrá esta noche. New Hampshire, en la Nueva Inglaterra, tierra tradicionalmente demócrata, aparece sin embargo en la lista de los distritos dudosos: da solo 4 electores. Carolina del Norte, donde ayer hacía campaña Trump, con sus 15 electores, también figura como Estado "oscilante" o disputado.

Comentarios