El Mundo
Miércoles 08 de Junio de 2016

Hillary tiene los delegados para su nominación

La demócrata será la primera mujer en la historia de EEUU en competir por la Casa Blanca en las elecciones del 8 de noviembre.

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton alcanzó ayer la cifra de delegados necesaria para asegurarse la candidatura a presidenta por el Partido Demócrata en las elecciones de noviembre, con lo que será la primera mujer en la historia del país que aspira a la Casa Blanca. Según un nuevo recuento de delegados y "superdelegados", la cadena de noticias CNN afirmó que Clinton ya suma 2.384, uno más que los necesarios para garantizarse la candidatura en la Convención Nacional Demócrata de julio, mientras que su rival, Bernie Sanders, tiene 1.568.

La ex primera dama y ex senadora, de 68 años, ganó así el derecho a convertirse en la primera mujer en la historia de Estados Unidos que será candidata a presidenta, casi un siglo después de que las mujeres de su país lograran su derecho a voto.

Como virtual candidata, Clinton enfrenta una dura campaña de cara a las elecciones del 8 de noviembre, en las que deberá enfrentar al polémico magnate Donald Trump, quien contra todos los pronósticos superó la oposición del establishment de su Partido Republicano y alcanzó ya la cifra de delegados para ser candidato. Además de la economía y la seguridad, los temas recurrentes de cada elección en EEUU, el rol de la mujer en la política, los estereotipos de género sobre el poder y la mujer como bloque votante prometen ser también cuestiones que marcarán las elecciones, de las que surgirá el sucesor del demócrata Barack Obama.

Los sondeos muestran una gran división relativa al género del votante, ya que Trump goza del apoyo de los hombres mientras que Clinton arrasa entre las mujeres, e incluso en ese sector del electorado aún tiene votos por ganar entre las más jóvenes que en la interna se han inclinado por Sanders.

Clinton aún no hizo comentarios públicos sobre el hecho de haber alcanzado el número mágico de delegados, una información que también fue dada por otras cadenas de noticias y medios de Estados Unidos, siempre en base a sus propios recuentos. Sanders tampoco se pronunció, pero su equipo de campaña rechazó las informaciones. La noticia implica que Clinton no tendrá que esperar, como se creía hasta el lunes, el resultado del último "supermartes" de internas del año, ayer con las primarias demócratas de los Estados de Nueva Jersey, Dakota del Sur, Dakota del Norte, Montana, Nuevo México y California. "De acuerdo con las noticias, estamos al borde de un momento histórico sin precedentes", aseguró Clinton la noche del lunes a sus simpatizantes durante un acto en Long Beach (California), en el que también dijo sentirse "halagada".

El vocero de Sanders, Michael Briggs, lamentó que los medios, "en una sentencia prematura, ignoren la clara consigna del Comité Nacional Demócrata de que está mal contar los votos de los «superdelegados» antes de que voten en la convención". Los superdelegados son figuras del Partido Demócrata que pueden votar al candidato que quieran en la convención, a diferencia de los delegados, que deben votar por el candidato al cual fueron asignados tras la primaria o caucus (asamblea popular) en su Estado.

Del lado republicano, Trump derrotó al resto de sus rivales republicanos hace como un mes, un impresionante logro para un candidato político sin experiencia. A pesar de sus declaraciones controversiales sobre las minorías y sus vagas propuestas, muchos republicanos de inmediato se unieron alrededor de su nominación. No obstante su figura sigue irritando a los sectores conservadores del partido.

Comentarios