El Mundo
Martes 18 de Octubre de 2016

Hillary, con enorme ventaja entre latinos, se dedica a pelear Estados republicanos

La demócrata supera a Trump por 67 por ciento a 17 por ciento entre los hispanos. Michelle Obama y Sanders visitan Arizona, bastión republicano.

La candidata demócrata Hillary Clinton saca 50 puntos de ventaja a su rival, el republicano Donald Trump, entre los votantes latinos, según un sondeo. El 67 por ciento de los potenciales votantes latinos asegura que el próximo 8 de noviembre votará por Clinton, frente al 17 por ciento que lo hará por Trump, según los resultados de una encuesta de NBC News, The Wall Street Journal y Telemundo. El candidato libertario Gary Johnson y la candidata verde Jill Stein tienen un 3 por ciento de intención de voto cada uno. Esta diferencia tan abismal se recorta drásticamente y en la proyección general promedio diario que hace el sitio web Real Clear Politics Hillary está adelante, pero por 48,4 por ciento a 42 por ciento, un 6,4 por ciento.

Entre el universo latino, si solo Clinton y Trump se enfrentaran en las urnas, la candidata demócrata obtendría el 70 por ciento del voto, frente al 17 por ciento que se decantaría por el multimillonario republiano. La encuesta de NBC/Wall Street Journal también reveló que los votantes latinos están más interesados ahora en las elecciones que hace un mes. Y ocho de cada diez votantes registrados —procedimiento obligatorio en EEUU para votar—asegura que acudirán a las urnas el 8 de noviembre. Para realizar esta encuesta entrevistaron del 10 al 13 de octubre a 300 latinos. La encuesta tiene un margen de error de 5,6 por ciento entre votantes registrados y de 6,14 por ciento entre votantes que dicen que lo más seguro es que vayan a votar.

En tanto, y con un panorama general cada vez más favorable, Hillary y su equipo se concentran en los estados que tradicionalmente votan a los republicanos. Así, la primera dama Michelle Obama, el senador Bernie Sanders y Chelsea Clinton harán campaña esta semana en Arizona, un Estado de fuerte tradición republicana pero que se ha vuelto competitivo en este anómalo ciclo electoral. La campaña de Clinton anunció que la primera dama visitará la ciudad de Phoenix este jueves para animar a los habitantes de Arizona a votar por anticipado, un procedimiento muy usual en Estados Unidos. Quien estuvo ayer en Arizona es Sanders, rival de Clinton en las primarias por la candidatura, con actos en Flagstaff y Tucson. Hoy hará campaña en Arizona Chelsea Clinton, la hija de la ex secretaria de Estado.

El jefe de campaña de Clinton, Roby Mook, explicó durante una conferencia telefónica que planean gastar 2 millones de dólares extras en Arizona en anuncios digitales y de televisión, así como en el envío por correo de propaganda electoral. Arizona, en la frontera con México, ha votado por los candidatos republicanos en las últimas cuatro elecciones presidenciales. El último candidato demócrata a la Casa Blanca que ganó en Arizona fue Bill Clinton, el esposo de Hillary, en 1996 y por una escasa ventaja de dos puntos. Sin embargo, la y creciente población hispana del Estado rechaza las políticas de Trump sobre inmigración, su plan de construir un muro en la frontera y sus incendiarias declaraciones sobre los mexicanos.

Empatados. Según el promedio de las principales encuestas que elabora el sitio web Real Clear Politics, ayer Donald Trump aventajaba en apenas un punto en intención de voto a Clinton en Arizona, por 42 por ciento frente a 41 por ciento. Arizona entrega 11 votos al Colegio Electoral y es el quinto Estado con mayor número de latinos con derecho a voto, cerca de un millón. Por Arizona es senador el ex candidato presidencial republicano John McCain, quien aspira en noviembre a renovar su escaño y ha retirado su apoyo a Trump.

En esta campaña, el principal periódico de Arizona, el Arizona Republic, ha roto una tradición de 126 años al apoyar por primera vez en su historia a un candidato presidencial demócrata. El diario considera que Clinton es la mejor opción porque "los retos domésticos e internacionales que Estados Unidos enfrenta requieren de una mano firme y cabeza fría, y la habilidad de pensar cuidadosamente antes de actuar".

Comentarios