Edición Impresa
Domingo 10 de Marzo de 2013

Herederos y el encuentro con Miles Davis

La combinación perfecta: la casa como estudio, un cadáver joven y la dosis necesaria de genialidad. Los seguidores incondicionales del héroe musical y los herederos.

La combinación perfecta: la casa como estudio, un cadáver joven y la dosis necesaria de genialidad. ¿Quiénes salen ganando con esta combinación? Los seguidores incondicionales del héroe musical y los herederos. Yoko Ono sigue facturando fortuna con las cintas caseras grabadas de Lennon encontradas en el ático de su piso neoyorquino y la hermana de Jimi Hendrix, Janie, es la encargada del lanzar los innumerables CDs post-mortem del genio de la guitarra. A ellas hay que agradecer tanta generosidad o aborrecer tanta codicia. Pero más allá de los afanes recaudatorios, cualquier nota tocada por Hendrix vale oro porque su capacidad creativa era incontenible. “People...” está formado por material ya conocido aunque también se trata de grabaciones inéditas hechas entre 1968 y 1969, época en la que buscaba nuevos sonidos a través de obras que muchas veces incluían vientos de sonido funky y en otras se alejaban del perfil más rockero. En esos años se había encontrado con el trompetista Miles Davis, que grababa “Britches Brew”, el revolucionario disco que dio nacimiento al jazz-rock. Nada parece casual. Los matices de las nuevas versiones marcan los nuevos derroteros que la música de Hendrix podría haber tomado de no haber muerto prematuramente. Por todo esto la edición del “People...” vale la pena desde donde se lo mire. Seguramente el futuro nos depare geniales dibujos y canciones inéditas de un tal Dan Johnston lanzadas por un par de hermanos y sobrinos rapaces.

 

Comentarios