Cartas de lectores
Martes 06 de Septiembre de 2016

Hechos violentos

Hace varios (demasiados) fines de semana que en la cuadra de Corrientes al 1300 viene sucediendo una rutina de horror.

Hace varios (demasiados) fines de semana que en la cuadra de Corrientes al 1300 viene sucediendo una rutina de horror. Alrededor de las dos de la mañana algún enfermo social (porque no ha de llamarse de otra manera) está lanzando desde lo cómodo de su departamento y el anonimato frascos de mermelada, botellas de vidrio, ladrillos, cascotes y otros elementos a quienes salimos a tomar un poquito de aire a la puerta de La Chamuyera. También peligra cualquier transeúnte que pase en el momento, o vaya en bici, o simplemente quiera conversar un rato en la vereda. Cualquier elemento de los que están tirando puede provocar la muerte a cualquiera de nosotros que pase por ahí. Necesito escribir esto en algún medio porque se está tornando natural y hasta un chiste para algunos el hecho de que haya un asesino en potencia (no lo es todavía porque su frasco de mermelada no me cayó un poco más cerca). Necesitamos que este hecho llegue a las autoridades y la ley actúe en forma inmediata antes de que un ladrillo caiga sobre cualquiera de nuestras cabezas, la cabeza de algún niño o antes de que este enfermo se canse de que sus ladrillos nos esquiven y se digne a bajar en persona y termine aún peor, antes de que la sociedad se convierta en una red de violencia impenetrable y estar vivo sea casualidad. En cada reunión de consorcio de los edificios de esta cuadra debe tratarse este tema, esta bestia no puede permanecer en el anonimato, alguno de nosotros está viviendo con un futuro asesino.

Mariel Caniete

Comentarios