Edición Impresa
Viernes 27 de Mayo de 2011

Hecha la ley, hecha la trampa

El nuevo sistema electoral de boleta única (que no es única, sino cinco) parece haber sepultado trampas de antaño a la hora de votar. Pero la picardía vernácula no tiene límites, más aún en tiempos de arrolladora tecnología.

El nuevo sistema electoral de boleta única (que no es única, sino cinco) parece haber sepultado trampas de antaño a la hora de votar. Pero la picardía vernácula no tiene límites, más aún en tiempos de arrolladora tecnología. Y si no que lo diga algún candidato de Villa Constitución que, según comentan entre sus propios seguidores, se aseguró la fidelidad de algunos votos por los que habría pagado algún dinerillo personal. Además de ir a buscar a sus votantes en un remís, el hombre los proveía de un teléfono celular con cámara fotográfica. Al salir del ex cuarto oscuro, el sufragante devolvía el celular con la foto de la boleta donde efectivamente había hecho la cruz con su elección, y a cambio recibía el efectivo prometido. Con la sepultura del voto cadena, el robo de boletas y las marcas del avioncito, ha nacido ahora el voto telefónico, que promete tener larga vida y, seguramente, ante la difusión de esta columna no tardará en ser imitado. ¿Prohibirán entrar a votar con teléfono?

Una relación que no brilla

A pesar de los intentos de que las diferencias existentes pasen inadvertidas para la sociedad, no es difícil percibir la creciente tirantez entre el gobierno nacional y los grandes referentes gremiales. Ayer se filtraron detalles sobre una reunión entre la presidenta y un grupo de poderosos sindicalistas que incluía jugosos detalles, como el momento en que Cristina le pidió supuestamente a Julio Piumato que dejara de “twittear” mientras ella hablaba o cuando le reprochó a Hugo Moyano que estuviera comprando demasiados dólares. ¿Qué le habrá contestado a la jefa del Estado el hombre que dice ser “más bueno que Lassie con bozal”?

Mauricio y el fútbol

Entre las múltiples repercusiones que tuvo el gran triunfo de Barcelona de ayer, golazo de Messi incluido, estuvo la que incluyó en su cuenta de Twitter el líder del PRO, Mauricio Macri. El ex presidente de Boca, en quien el amor por el fútbol parece siempre listo a desbordar la vocación política, escribió: “Definitivamente, este Barza es el mejor equipo de futbol d la historia” (sic). Una opinión con innegable fundamento, aunque “Barsa” no se escriba con zeta.

Comentarios