Edición Impresa
Sábado 03 de Agosto de 2013

"Hay una preocupación común: la dificultad para llegar a los alumnos"

¿Que desafíos tiene un profesor que enseña en la universidad? Debate del congreso Iberoamericano con sede en Rosario en 2014

"Hay una preocupación que es casi inevitable y común: la dificultad para llegar al alumno, sobre todo en los primeros años", dice el decano de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), José Goity. Esta inquietud de cómo enseñar y cómo se aprende en el ámbito universitario es uno de los temas que se debatirán en un congreso internacional, programado para abril del año que viene, sobre la enseñanza en el nivel superior.

El encuentro tendrá a Rosario y la Facultad de Humanidades como protagonistas y promete reunir a casi mil participantes de países de Iberoamérica. Casi todos expertos decididos a compartir sus experiencias, investigaciones y proyectos sobre el tema central del congreso: "La construcción de saberes acerca de la enseñanza: un desafío para la docencia universitaria y de nivel superior".

Ayer se realizó un encuentro preparatorio de este evento internacional que reunirá a profesores e investigadores de primer nivel. Fue para debatir detalles de la agenda. Lo que viene ahora es la fecha límite, el 30 de septiembre que viene, para que los asistentes puedan presentar sus trabajos (con distintas modalidades y formatos).

En noviembre se conocerán los resúmenes aceptados. Se realizará una publicación final con los trabajos seleccionados.

Expectativas. Goity, que preside el comité organizador y será uno de los disertantes del encuentro, adelanta que "es alta" la expectativa generada: "El congreso tendrá participación de educadores de España, de Portugal. También de Perú, Brasil, México, Chile y masiva de la Argentina". El congreso, que se realizará del 21 al 23 de abril que viene, es organizado por la Asociación Iberoamericana de Docencia Universitaria (Aidu), con sede en la Universidad de Santiago de Compostela (España) y la Facultad de Humanidades y Artes (UNR). Para más consultas ingresar a www.iberoamericano2014.unr.edu.ar

—¿El congreso contará con invitados especiales?

—Uno de los principales es Miguel Zabalza (educador español), que también es copresidente del congreso. Pero más allá de la presencia de expertos (ver aparte), lo interesante son las temáticas. Vamos a trabajar mucho sobre los modelos de acreditación y de formación docente en la Argentina, también con los sistemas de calidad. Nos interesa que se vea a la universidad en sí misma, como un campo educativo, que no siempre es asimilado como tal. Por eso queremos que participen también ingenieros, abogados, contadores, odontólogos, veterinarios que tienen a la docencia universitaria como trabajo.

—¿Qué desafíos tiene un profesor que enseña en la universidad?

—Uno de los desafíos es entender que la transmisión de conocimientos no es una cuestión mecánica sino que requiere cierta "expertise" (del inglés, habilidad o conocimiento de algo). No importa de qué conocimientos se trata. Es justamente la posibilidad de reflexionar sobre la propia práctica docente, de investigar y trabajar sobre la propia práctica docente, lo que mejora ese desempeño. Esto independientemente de la disciplina desde la que lo haga. Uno puede enseñar matemática o biología, y por tanto hay una especificidad de esa tarea que no siempre es puesta en juego, y sobre la cual no se reflexiona. Durante mucho tiempo se pensó, y sobre todo a nivel universitario, que quien tiene el conocimiento está habilitado para transmitirlo. Entonces hay quienes piensan que si se es un buen médico se puede enseñar también. Probablemente sea así, pero no siempre lo es. Por eso puedo ser mucho mejor docente si mejoro esta tarea.

—¿Qué es lo que más les preocupa hoy a los docentes que enseñan en la universidad?

—Hay una preocupación que es casi inevitable y es la dificultad para llegar al alumno, sobre todo en los primeros años, donde hay como una barrera que tiene que ver con las capacidades con las que los alumnos llegan y las posibilidades que tienen para apropiarse del conocimiento que uno les ofrece. Eso se da sobre todo en los primeros años. Es común. No importa con qué docente de los primeros años se hable ni importa la disciplina, la preocupación es la misma: cómo hacemos para que aprendan, para que aquello que tengo para transmitirles sea aprehendido, en el sentido de la apropiación de ese contenido. Esto por las pobres herramientas con las cuales los alumnos vienen.

—¿Es una deuda del secundario?

—Sí, pero de todos modos es algo que debemos tomar también desde la universidad. Tiene que ver con el déficit pero además con barreras culturales, de lenguaje que no son exclusivamente de defectos del sistema. Y aunque fueran déficits, nosotros nos tenemos que hacer cargo. De hecho hay una preocupación de los docentes por hacerse cargo de esa situación. Hay una preocupación en general, un cambio cultural en la universidad. Probablemente algunos procesos de acreditación de carreras tengan que ver en cierta manera con esta mayor preocupación por la práctica docente a nivel universitario. Es incipiente, pero hay otra idea respecto a lo que implica ser docente en la universidad.

—A veces algunos educadores dudan de sus propias posibilidades ¿Cómo animaría a los docentes de la educación superior a presentar sus trabajos para este congreso?

—Abocarse a la escritura sobre su propia práctica como docente universitario lo va a enriquecer como tal, pero también le va otorgar antecedentes específicos, es decir, participar además tiene un fin práctico y utilitario. Van a mejorar su conocimiento y su "expertise". Entonces veo aquí tres potenciales: el potencial de la producción propia en un proceso de mejoramiento; el de la acreditación de antecedentes propios y específicos, y lo más importante de todo: la experiencia y el intercambiar saberes. Experiencias a compartir con docentes de toda Iberoamérica y de la más variadísima procedencia de profesionales y disciplinas. O sea es una muy buena experiencia académica y personal para cualquier docente que se incorpore al congreso.

Comentarios