Policiales
Jueves 19 de Mayo de 2016

Hay un joven prófugo que fue delatado en escuchas

Entre las pruebas que ligan a Ezequiel Iván P. al crimen de Mauricio Brandán figuran escuchas a su teléfono celular en las que se registraron conversaciones con otro detenido en la causa.

Entre las pruebas que ligan a Ezequiel Iván P. al crimen de Mauricio Brandán figuran escuchas a su teléfono celular en las que se registraron conversaciones con otro detenido en la causa: Nahuel Alejandro C., alias "Chino", apresado en enero como quien manejaba una de los motos de los ladrones.

En las charlas, C. le recomienda que se quede "tranquilo" y que no salga porque lo están buscando: "Quedate pillo, después cuando estés acá te vas a arrepentir", le advierte. "Me ven los milicos y me cago todo, me pongo re nervioso", responde P., detenido el martes.

En las conversaciones, registradas desde enero, lamentan no haber vendido a tiempo una moto que fue incautada porque hubieran usado el dinero "para pagarle al abogado". En otra charla, C. le advierte a P. que su novia puede delatarlo: "Te va a batir la cana. Acordate lo que te digo". También especulan sobre quién puede ser el testigo de identidad reservada que declaró en la causa, mencionan al detenido como autor material y hablan sobre el cuarto sospechoso, que está prófugo: "Ayer lo vi a Chichín. Me tocó bocina. Se ve que está re cagado", le cuenta P. a su amigo preso.

Comentarios