la_region
Lunes 29 de Agosto de 2016

"Hay que aumentar la fiscalización y controlar los agroquímicos"

El ministro, Sergio Bergman, dijo que faltan criterios de ordenamiento territorial en materia ambiental

El cambio de gobierno a nivel nacional el pasado diciembre renovó la agenda ambiental en Argentina de la mano de algunas novedades formales como la creación de un ministerio de Ambiente y la participación de Los Verdes en la coalición gobernante. El rabino Sergio Bergman, el ministro del área del gobierno Mauricio Macri, mantuvo una charla con La Capital en la que repasó algunos de los temas centrales de la agenda ambiental nacional y regional como agroquímicos, humedales, energías renovables y pesca continental.

Destacó la necesidad de sumar control a la aplicación de los agroquímicos, se mostró optimista respecto a la sanción "en lo que queda del año" de la ley de humedales y afirmó que Argentina es un lugar "extraordinario" para invertir en energías renovables.

También señaló que desde su cartera tomaron nota del reclamo provincial por los cupos de exportación del sábalo y que trabajarán para crear una mesa interministerial que aborde ese tema.

— ¿Cómo avanza el proyecto de la ley de humedales?

— Respecto a los humedales hace mucho que se barajan diferentes iniciativas, y en febrero pasado el presidente Macri anunció que era un tema que estaba en agenda. Hubo trabajo legislativo y se analizaron propuestas en Diputados cuyos contenidos se revisaron desde diferentes ministerios. Luego se retomó la idea en el Senado donde, si bien se había perdido estatus parlamentario, se trataba de iniciativas interesantes. El proyecto tendrá tratamiento en Senadores y esperamos que se promulgue lo antes posible.

¿Por qué desde el ministerio avanzaron con los inventarios en humedales? ¿Es complementario a la ley?

Independientemente del tratamiento legislativo y por la experiencia que tenemos en este tipo de procesos decidimos que desde el Ejecutivo y desde nuestro Ministerio, que es la autoridad de aplicación, se inicie la consolidación y se complete el plan de inventarios. Esto será una herramienta indispensable para darle contenido a la ley, sin interferir en lo legislativo. Ya se está haciendo un trabajo regional con diferentes organizaciones y hay que decir que en Santa Fe están bastante avanzados, tanto por lo que hacen las universidades y las organizaciones como por la tarea del gobierno provincial.

El gobierno lanzó un plan de energías renovables. ¿Cómo evalúa su avance?

— Ya se abre la licitación. En septiembre será el primer tramo y existe una gran expectativa para esta etapa que implica inversiones y la actualización de una matriz energética más limpia que estaba muy demorada en su implementación. Estas inversiones nos permitirán cambiar la matriz energética y si bien la ley dice que hay que llegar a un 8 por ciento de energías limpias, trabajamos para que en 2020 o en 2025 ese porcentaje sea del 20 por ciento. Existe gran entusiasmo de grupos de inversores extranjeros y locales, el plan tiene un fuerte componente eólico y solar y por eso nos preparamos para próximas licitaciones. Esta va a estar cubierta porque se hizo algo parecido a lo de los bonos, hubo menos oferta que demanda. Desde el gobierno se optó por ser moderado con la idea de medir cómo estaba la oferta, pero las expectativas son enormes porque Argentina tiene recursos solares y eólicos únicos.

— Las tensiones sociales en torno a los agroquímicos están muy presentes en Santa Fe. ¿Cuál es la línea de trabajo del ministerio al respecto?

— Ya pasamos a la instancia de una ley de envases fitosanitarios, y respecto a esto quiero decir dos cosas: si bien genera cierta polémica porque sabemos que se espera una ley integral de agroquímicos y entendemos que ese debate se va a dar, no podíamos perder la oportunidad de regular el tema de los envases con un proyecto de ley que habla de la responsabilidad extendida del productor y que incluye a los distribuidores también con la idea de regular su manipulación.

— ¿Y con los productos?

— Con los agroquímicos tenemos que hacer un trabajo preciso y claro de regulación del insumo, saber qué se se puede usar y qué no, y sus formas de aplicación. Lamentablemente no hay un ordenamiento territorial ni coherencia en ese tema porque es potestad de los municipios. Con justa razón la gente se preocupa y de manera correcta denuncia. Es como discutir si el repelente es bueno o es malo; algunos se pueden usar y otros no, pero si lo tomás, seguro hace mal. Estamos trabajando con Agroindustria para aportar más volumen de trabajo de salud ambiental, debemos profundizar eso mucho más para que no quede en terreno híbrido. También trabajamos con Salud para crear una unidad con líneas de base en epidemiología y en toxicología, y en sus impactos. Debemos cuanto antes aumentar los controles de fiscalización y control de agroquímicos.

— Otro problema presente en Santa Fe es el corrimiento de la frontera agrícola y la deforestación de monte nativo...

— Se trabaja en una revisión de la ley de bosques y las provincias en ese sentido plantean modificaciones en la gestión administrativa. La ley de bosques fue desfinanciada y esos fondos fueron al Fútbol Para Todos y a Aerolíneas Argentinas, por lo que tuvimos que aplicar al presupuesto de 2016 la reposición del fondo que se llevaron. Existe preocupación de las provincias que están pidiendo que se adelanten esos fondos. Al mismo tiempo queremos homologar en cada distrito un registro nacional de infractores con penalización. Es difícil porque no todas las provincias mantienen el mismo estándar, hay mapas que deben ser revisados y en otras el mapa está bien, pero no se cumple.

— Existe un reclamo santafesino por los cupos de exportación del sábalo. ¿Qué harán respecto a eso?

— Cuando estuvimos con Lifschitz firmamos un acuerdo marco de colaboración, que si bien parece una formalidad ayuda a trabajar y a negociar. Nos plantearon el tema, que debemos coordinar con Agroindustria, pero tomamos el pedido y estamos trabajando para crear una mesa interministerial para revisar la cuestión. Es un reclamo que debe ser atendido pero incluye a varias provincias. De nuestra parte vamos a propiciar que la Secretaría de Pesca considere el pedido.

Comentarios