Información Gral
Miércoles 13 de Julio de 2016

"Hay muchos muertos, hay restos de cuerpos"

Los dos primeros vagones de los dos trenes que colisionaron quedaron totalmente destrozados, según imágenes emitidas por la televisión italiana.

Los dos primeros vagones de los dos trenes que colisionaron quedaron totalmente destrozados, según imágenes emitidas por la televisión italiana. "Hay muchos muertos, hay restos de cuerpos", dijo el jefe de los equipos de rescate, Riccardo Zingaro. Uno de los maquinistas murió y se desconoce qué ocurrió con el otro.

Muchas personas permanecieron durante horas atrapadas entre los restos. La zona donde se produjo el accidente, junto a un campo de cultivo y entre árboles, no era de fácil acceso.

Entre los numerosos heridos había un pequeño niño, que fue rescatado con vida entre los hierros retorcidos y trasladado a un hospital en helicóptero.

Giuseppe Corrado, vicepresidente de la provincia Bari-Andria-Barletta donde se produjo el siniestro, hizo un llamamiento a donar sangre para atender a los heridos.

Cada uno de los dos trenes, operados por la compañía privada Ferrotramviaria, estaba compuesto por cuatro vagones. Entre los pasajeros había muchos estudiantes y personas que se dirigían como todos los días a sus puestos de trabajo.

El director general de Ferrotramviaria dijo que los trenes circulaban a unos 100 kilómetros por hora. "Uno de los dos iba demasiado rápido, la investigación debe aclarar cuál", señaló Massimo Nitti.

La Fiscalía abrió una investigación por homicidio imprudente múltiple contra desconocido.

Apenas llegados al lugar del siniestro, los rescatistas escucharon el llanto de un bebé atrapado entre los asientos, detrás de una chapa metálica que le aprisionaba el pecho. Al cabo de media hora, los bomberos lograron rescatar al nene, que apenas había sufrido unos raspones.

Comentarios