Corrupción
Sábado 13 de Agosto de 2016

Hay dos policías entre los detenidos por desguazar autos del Depósito Judicial

El predio depende de la Unidad Regional II y entre los apresados están el jefe y un subalterno, que fueron pasados a disponibilidad.

El hecho se puede calificar como escandaloso. Ocho personas fueron detenidas el jueves, a plena luz del día y adentro del Depósito Judicial de vehículos de la Unidad Regional II, mientras desmantelaban autos apiñados en el terreno ubicado en Presidente Perón al 8000 y ante la vista del propio jefe del predio y otro policía de civil que también terminaron tras las rejas. Los hombres fueron sorprendidos trabajando sobre distintos rodados y con las herramientas en la mano cuando una brigada de la Dirección de Asuntos Internos llegó para certificar la denuncia de un hombre por el robo de partes de su vehículo. De mínima, los civiles arrestados serán imputados por robo. Mientras que los policías responsables del predio, identificados como el comisario Carlos Dentella, jefe del depósito, y el suboficial principal Miguel Trujilla, fueron pasados a disponibilidad por el Ministerio de Seguridad y afrontarán cargos por incumplir sus deberes de funcionarios. Los indicios permiten inferir que la maniobra era moneda corriente desde hace varios años (ver aparte) y formaba parte de un negocio que alimenta el mercado negro de autopartes. Desde hace más de un año que la Unidad Fiscal Anticorrupción y de Violencia Institucional investiga casi 80 denuncias por esas irregularidades.

Casi de casualidad, ocho hombres fueron sorprendidos el jueves a las 14.30 tirados sobre varios vehículos en el predio del Depósito Judicial con herramientas en la mano y tratando de sacar autopartes y repuestos. La escena ocurrió en presencia del propio fiscal de Investigación y Juicio Fernando Dalmau, que concurrió al lugar acompañado por personal de Asuntos Internos para certificar la denuncia de un vecino al que le desmantelaron el vehículo. El funcionario le comunicó de inmediato la situación a su par Karina Bartocci, de la unidad Anticorrupción y Violencia Institucional del Ministerio Público de la Acusación (MPA), que ayer brindó detalles de procedimiento.

Frente al jefe. Los detenidos son "varios civiles que estaban en el depósito revisando y desarmando autos con herramientas y dentro del mismo sitio estaba presente el actual jefe del lugar, que hace dos meses está en el cargo", describió la fiscal sobre el primer tramo del hecho que investiga.

Luego de ser notificada, Bartocci ordenó que "se incauten las herramientas, se secuestren los teléfonos celulares y se identifique a las personas. Y tras requisar todo el predio se encontró a un par de personas que trataron de huir y estaban escondidas".

Aunque a la hora que la fiscal brindó la rueda de prensa todavía no se habían terminado las actas con el detalle de lo incautado, sí confirmó que hubo "diez personas involucradas, incluyendo al jefe policial del lugar y un ayudante. Se secuestraron autos de las personas y la grabación de las cámaras del depósito", precisó sobre una prueba importante en la causa.

En disponibilidad. Según Bartocci, el Depósito Judicial es una delegación que "depende directamente" de la subjefatura de la Unidad Regional II de policía a cargo del comisario Marcelo Gómez. E indicó que ya solicitó el relevamiento de todo el personal policial que se desempeñaba hasta ayer en el corralón de la zona oeste.

"Hay sumarios administrativos en marcha y el pedido de pase a disponibilidad del personal policial involucrado, a quien se le imputará en principio el delito de incumplimiento a los deberes de funcionario público, depositario infiel y robo". Pero tampoco descartó endilgarles otros delitos más graves, ya que la investigación es incipiente.

La fiscal también destacó como evidente irregularidad la ausencia de dos agentes que deben custodiar permanentemente en una garita de ingreso. "No estaban allí y eso también se está investigando", remarcó.

Respecto al histórico desorden en el predio y las maniobras reiteradas, dio crédito a la hipótesis que se daba "total libertad a personas provenientes de talleres o chatarreros para que saquen repuestos. No puedo decir que era sistemático, pero hay muchas denuncias acumuladas sobre robos en los depósitos judiciales", advirtió. Y avaló la idea de que las autopartes que se sacaban de allí iban a parar al mercado negro. "Se puede pensar que eran derivadas a desarmaderos ilegales o privados que compraban los repuestos".

Entre los detenidos hay un taxista y empleados de talleres mecánicos, otros dijeron que eran desocupados, jardineros o albañiles. "Se supone que están en el rubro de la reparación de autos. Uno tenía 8.000 pesos en el bolsillo, indicio de que iba a adquirir repuestos y alguien recibiría ese dinero. Otro tenía 2.000 pesos", graficó la fiscal. En total se incautaron 12.000 pesos en efectivo.

Bartocci aclaró que todos los detenidos fueron puestos en libertad porque no tiene antecedentes penales y sus defensores entregaron garantías de que se ajustarán al proceso judicial. En tanto, para los dos oficiales se pidió el pase a disponibilidad, lo que ayer fue dispuesto por el ministro Maximiliano Pullaro. El mismo funcionario ordenó que se realice un inventario de todos los vehículos que hay en el depósito judicial para comenzar a darle cierto orden a un espacio que históricamente estuvo sospechado como un nicho de corrupción.

Comentarios