Información Gral
Jueves 09 de Junio de 2016

Hay 25.000 prófugos de la Justicia en el país, dijo la ministra Bullrich

Lo reveló ante senadores y diputados junto al secretario Burzaco. Prometió que el número irá bajando y citó el caso Cantero

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y el secretario del área, Eugenio Burzaco, señalaron que en el país hay alrededor de 25.000 prófugos de la Justicia por su probada responsabilidad en distintos hechos. Lo dijeron durante la reciente presentación de ambos en el Congreso ante la comisión bicameral de Seguridad Interior que preside el diputado Sergio Massa, para dar un informe de gestión.

Tras la revelación del número, Burzaco precisó que de los 25.000 prófugos unos 6.000 son de índole federal y el resto por causas tramitadas en los tribunales ordinarios provinciales de los distintos distritos.

Ese número abarca, dijo Burzaco, a "personas que ya fueron condenadas y se han evadido de la Justicia". De ese total, repitió, unos "6.000 son (fugitivos) de índole federal".

La cifra causó impacto en los legisladores que escuchaban, que se volvieron a sorprender cuando los funcionarios aseveraron que el número se multiplicaría por cuatro si en el cálculo se incluye a los individuos que están fuera de la ley por "cuestiones técnicas" menos graves, como las denominó Burzaco. Si se suman, en ese caso el total asciende a 105 mil.

Hasta hoy, la cifra de personas prófugas o bien no estaba procesada en una misma base de datos o no había sido revelada. La determinación de colocar la búsqueda de prófugos entre una de las funciones principales de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) aparentemente mejoró la información.

Fue la AFI, precisamente, el organismo que el lunes pasado logró la detención en un barrio de Buenos Aires de Ramón Ezequiel Machuca, alias "Monchi" Cantero, integrante de la banda "Los Monos" de nuestra ciudad, quien permaneció prófugo durante tres años (se marchó de Rosario aparentemente en mayo de 2013). La AFI realizó el trabajo de apresamiento en conjunto con la Policía Federal.

Tanto Bullrich como Burzaco aseguraron a los diputados y senadores que el número de prófugos se reducirá paulatinamente porque, precisamente, se ha puesto en marcha "un trabajo articulado entre distintas fuerzas que permitirá atrapar a muchos hombres que llevan años escapando" de la policía y la Justicia.

Para fundamentar ese optimismo Bullrich citó precisamente la captura de Cantero.

El ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, consultado por La Capital, no se atrevió a arriesgar un número sobre las personas prófugas que hay en Santa Fe. En parte porque se le consultó a última hora anoche mientras iba de viaje hacia Capital Federal para participar en próximas horas de una nueva reunión del consejo federal de seguridad.

De todas maneras, Pullaro dijo que cuando se habla "en general" de personas prófugas, el colectivo puede comprender desde individuos que se evadieron de un penal hasta presos que no retornaron de una salida transitoria, y también a personas que citadas por la Justicia, "quizá hasta por un delito menor", no concurrieron a los tribunales y desaparecieron del lugar donde estaban residiendo.

Según Pullaro, en Santa Fe por ejemplo, el número de evadidos de las cárceles no supera los 50. Pero la cifra superaría el millar si se refiere a personas que han desatendido una citación de la Justicia sabiendo que quedarían detenidas en caso de presentarse ante el juez.

En la Policía de Investigaciones santafesina a cargo del comisario Daniel Corbelini se escuchó de algunos funcionarios: "Hay que distinguir bien qué suma se hace de fugados, evadidos con captura o detención, o rebeldía, o quebrantamiento de libertad condicional o cualquier otra situación que amerite que un juez ordene la captura de una persona o su detención".

Un responsable de la misma repartición agregó también que para un país como la Argentina, con 40 millones de habitantes y una gran inmigración registrada en los últimos años, "no es descabellado hablar de un número de 25.000 prófugos".

La fuente aclaró que ese tipo de cifra, por las variantes que engloba, "tiene modificaciones diarias y no todos los pedidos de captura son del tipo del Ruso Lorhmann, que sí es el delincuente mas buscado del país y realmente peligroso".

Por José Lorhmann, de 50 años, nacido en Concordia y fugado de una cárcel bonaerense en 2007, funcionarios nacionales anteriores llegaron a ofrecer una recompensa de 100 mil pesos.

Secuestrador, pirata del asfalto, ladrón de bancos y, sobre todo, el prófugo número uno del país, Lorhmann está acusado, entre otras cosas, de secuestrar y matar al joven Cristian Schaerer en 2003.

Dicen que se hizo una cirugía estética para cambiar su rostro y se sospecha que tiene protección policial. Es decir, que "al más buscado del país" en realidad no lo buscaría nadie.

Las fuentes santafesinas dijeron que "hay que ver si la Nación carga (en la base de datos) muchas ‘rebeldías', ‘personas a medio identificar', ‘alias' o supuestos nombres y apellidos para un NN de muchos años atrás".

Comentarios