La región
Sábado 24 de Septiembre de 2016

Hallaron sin vida al andinista argentino desaparecido en Chile

Los equipos de rescate trasandinos encontraron ayer al mediodía el cuerpo del andinista argentino Fernando Calabozo, quien había desaparecido durante el ascenso al volcán Puntiagudo desde el fin de semana pasado.

Los equipos de rescate trasandinos encontraron ayer al mediodía el cuerpo del andinista argentino Fernando Calabozo, quien había desaparecido durante el ascenso al volcán Puntiagudo desde el fin de semana pasado. El domingo ya habían sido encontrado muertos otros dos montañistas que estaban escalando el famoso volcán inactivo en la Región de los lagos chilena, el argentino Martín Marini (33) y el chileno Diego Andrés Campos (26), mientras que otros dos escaladores habían logrado ser rescatados.

Hace una semana aproximadamente, Marini y Calabozo iniciaron la subida hacia la cumbre del volcán de 2.498 metros y ubicado a unos 100 kilómetros de Puerto Montt. Pero se conjetura que después de haber hecho cumbre, el sábado los atrapó un intenso viento blanco, lo que les hizo perder el rastro. La misma suerte corrió otro grupo del que participaba Campos.

El domingo, cerca de las 14, fue encontrado el montañista chileno, y a las 18 el argentino. En Chile era débil la esperanza de que Calabozo continuara vivo.

La búsqueda continuó con interrupciones a lo largo de la semana por una climatología adversa hasta que el miércoles miembros de Prefectura Aeropolicial descubrieron una carpa a 1.900 metros, unos 600 metros de a la cumbre. El fuerte viento reinante cargado de nieve volvió imposible el rescate hasta que ayer al mediodía los rescatistas alcanzaron la zona. El cuerpo fue trasladado en helicóptero al hospital regional de Puerto Montt.

El Puntiagudo plantea una de las escaladas más difíciles en Latinoamérica. Expertos argentinos que hicieron cumbre en ese volcán precisaron que se requiere especial preparación y moverse muy rápido durante toda la travesía puesto que las temperaturas altas provocan deshielos con peligros de avalanchas.

Desde el Ministerio de Seguridad de Chile indicaron que a pesar de ser deportistas consumados, los argentinos no tenían la preparación técnica para escalar el volcán.

Marini era propietario de una agencia de viajes en General Roca y era un avezado deportista en el Alto Valle de Río Negro. Calabozo también vivía en Roca. Era geológo y cursó un posgrado en paleobiología en la Universidad Nacional de Río Negro donde en la actualidad era investigador y profesor. Los dos habían alcanzado con éxito numerosas aventuras de escalada y caminatas en la Cordillera y en la Patagonia Austral.

Comentarios