Información Gral
Martes 14 de Junio de 2016

Hallan un cadáver en un auto llevado al corralón

El cuerpo de un hombre yacía entre el asiento trasero y el baúl de un Volkswagen Golf negro, que una grúa acarreó por estar mal estacionado.

El cadáver de un hombre fue hallado ayer entre el asiento trasero y el baúl de un auto que fue acarreado a un playón de infractores del barrio porteño de Constitución y cuyo dueño estaba desaparecido de su casa del partido bonaerense de Hurlingham desde el sábado, informaron fuentes policiales.

El hallazgo se produjo a bordo de un Volkswagen Golf negro que fue acarreado por una grúa del SEC desde avenida Paseo Colón y Humberto 1º hasta el playón de infractores situado en avenida Garay, debajo de la autopista 9 de Julio.

Los investigadores intentaban determinar si el fallecido es un hombre que está desaparecido en Hurlingham desde el sábado a la noche y a quien le entraron a robar a la casa utilizando las llaves.

Se trata de Alejandro Scarzella, de 53 años, de estado civil divorciado y de ocupación vendedor, cuya desaparición fue denunciada formalmente anteayer por su madre, con quien convive en Hurlingham.

La mujer no sólo contó que su hijo salió el sábado por la noche con su auto VW Golf patente IYA 976 y desde entonces no lo vio más, sino que anteayer, llave en mano, entraron unos hombres desconocidos a su casa y le dijeron que eran amigos de su hijo y que él los había mandado a buscar algo.

El auto VW Golf de Scarzella fue hallado mal estacionado ayer a la mañana en el cruce de la avenida Paseo Colón y Humberto 1º, en el barrio porteño de San Telmo.

Sin darse cuenta de que había un cadáver en su interior, los agentes de tránsito y los operadores de la grúa del SEC acarrearon el vehículo hasta el mencionado playón.

"Ahí se dieron cuenta al acomodar y desenganchar el auto dentro del playón que entre el asiento trasero, que estaba desplazado, y el baúl, había un hombre muerto y llamaron a la policía", dijo a Télam un jefe policial.

El cuerpo fue trasladado a la morgue judicial porteña ubicada en Junín y Viamonte, mientras que el auto fue llevado al playón judicial para efectuarle pericias en busca de rastros.

La madre de Scarzella reveló hoy que las dos personas que ingresaron a su casa en la madrugada del domingo con fines de robo sabían los nombres de sus tres nietos. "Me pedían plata y yo les dije dónde había un cofre con dinero. Se llevaron un revolver de mi esposo, el revolver de mi hijo", indicó.

Elba, la madre de la víctima, dijo que las dos personas que ingresaron a la casa sabían los nombres de sus nietos y por eso sospechó que su hijo había sido capturado.

En medio de su dolor, la mujer expresó: "Nadie merece salir y volver en un cajón. Mi hijo estaba separado, pero vivía para sus hijos".

Comentarios