Información Gral
Miércoles 13 de Julio de 2016

Hallan tirada a una beba en el techo de un hospital

La nena, de 5 meses, había sido internada en el hospital Posadas por un cuadro de encefalitis. Sospechan que la madre la arrojó al vacío.

Una beba de cinco meses fue hallada ayer a la mañana con fractura de cráneo y un cuadro severo de hipotermia en uno de los techos del hospital Posadas de la localidad bonaerense de El Palomar, y por el hecho quedó detenida la madre como sospechosa de haberla arrojado por una ventana.

Fuentes policiales indicaron que la madre, Maica Yamila Paz, de 24 años, quedó comprometida en la causa luego de algunas inconsistencias en su relato sobre cómo desapareció su hija, y porque algunos testigos dijeron que la vieron deambulando por los pasillos del hospital llevando un bulto cubierto con una manta, que podría tratarse de la niña.

La mujer, quien estuvo asistida por un grupo de profesionales de salud mental de ese hospital del partido bonaerense de Morón, será indagada por el la Fiscalía N 3 de ese distrito.

El hallazgo de la nena se produjo alrededor de las 8, luego de que la propia madre denunciara que una mujer vestida de enfermera había ingresado a la habitación para llevarse a su hija.

El director del Posadas, Carlos Di Pietrantonio, dijo que la nena ingresó al hospital el jueves pasado con convulsiones ocasionados por una patología neurológica, encefalitis, y quedó internada en una sala del quinto piso del área de pediatría acompañada por sus padres y junto a otras tres madres con sus niños.

Según su relato, ayer, a las 7.10, un enfermero pasó por la habitación y la beba estaba allí con su madre y su padre, Emiliano Gómez, dormía todo tapado a un costado.

A las 7.30 otra enfermera volvió a la habitación para llevarse a la beba para realizarle controles y entonces fue cuando la madre le transmitió que una mujer vestida con guardapolvo blanco y que tenía un estetoscopio se la había llevado.

En medio del revuelo por la falta de la niña fue cuando su padre se despertó, aseguró Di Pietrantonio. "Enseguida se activaron todas las medidas de seguridad, el personal de vigilancia selló los accesos al hospital y comenzó a buscar a la menor", contó el médico.

La nena fue hallada poco después por personal de limpieza en un techo del tercer piso del sector B del hospital con un grave cuadro de hipotermia

Tras someterla a una tomografía, los médicos comprobaron que había sufrido una fractura de cráneo y fue internada en terapia intensiva.

En riesgo. "La beba está con un cuadro severo, las próximas horas serán clave para ver cómo evoluciona", agregó el médico.

"En principio lo que se hizo fue compensarla hemodinámicamente porque su temperatura corporal era de 34 grados", añadió Di Pietrantonio.

Según el jefe del hospital, la niña pudo haber sido arrojada por una ventana del pasillo del cuarto piso o del sexto, ya que las ventanas del quinto piso, donde estaba internada, están selladas.

"Tenemos confirmado que la fractura de cráneo se la produjo tras la caída ya que el lunes se le hizo una tomografía y no la tenía", sostuvo Di Pietrantonio.

Si bien el médico consideró que la madre pudo ser quien la arrojó, no descartó que la denuncia de la mujer sea cierta, "aunque en ese sentido sería extraño que alguien que se roba una beba luego la arroje por una ventana".

"En el terreno de las especulaciones ser podría pensar que la madre sufrió cuadro de psicosis puerperal", evaluó el jefe del centro de salud.

Confirmó que en el sector dónde ocurrieron los hechos no hay cámaras de seguridad, para resguardar la privacidad de los pacientes, pero aclaró que hay testigos que vieron a la joven caminando por los pasillos llevando un bulto envuelto en una manta que podría ser la niña.

Comentarios