Narcotráfico
Jueves 06 de Octubre de 2016

Hallan muerto a un cura tucumano que luchaba contra los narcos

Apareció colgado del techo de la iglesia. Según la autopsia, se trataría de un suicidio. Estaba amenazado por mafias del narcotráfico

El cura del Ingenio La Florida, Juan Viroche, conocido en su comunidad y en la provincia de Tucumán por su ardua lucha contra la droga y la inseguridad, fue encontrado muerto ayer en su parroquia, y mientras sus fieles sostienen que fue asesinado, la autopsia determinó que se habría suicidado.

De acuerdo con los primeros datos que se conocieron del estudio que realizaron los médicos forenses, el religioso se ahorcó, y su cuerpo no presenta ningún indicio que haga suponer que fue asesinado. El informe forense estableció que Viroche se anudó una soga al cuello, que colgó de una viga de la parroquia, y se arrojó, lo que le provocó una fractura en el cuello.

La autopsia además reveló que el cuerpo no tiene golpes y que tampoco hay evidencias de que lo hayan obligado a tirarse.

Si bien al principio trascendió que Viroche había sido hallado en su dormitorio, luego se confirmó que fue en la zona donde habitualmente se ubica el coro dentro del templo.

La muerte del sacerdote causó una gran conmoción no sólo en su pueblo sino en todo el país, debido a que era un ferviente luchador contra el narcotráfico y la inseguridad. "Se ve que hay grandes operativos (policiales) en la zona del Gran San Miguel de Tucumán, pero el interior comienza a liberarse y (los delincuentes) empiezan a venir hacia acá", había explicado en ese momento.

Además, abonó la teoría de que Viroche había sido víctima de un homicidio el propio fiscal general de Tucumán, Gustavo Gómez, quien ayer a la mañana dijo no que creía que Viroche se hubiera quitado la vida.

Sin embargo, el fiscal que instruye la causa, Diego López Avila, desde un comienzo orientó la pesquisa hacia un posible suicidio.

Es por eso que, más allá del informe de los forenses, López Avila sigue tomando declaración a los allegados al sacerdote para determinar por qué se suicidó.

En ese sentido, una vecina mayor de edad de la localidad aledaña de Delfín Gallo fue llevada a declarar y los investigadores creen que podría aportar datos clave para entender por qué el sacerdote se ahorcó, según informó el diario La Gaceta de Tucumán.

Conmoción. La trágica noticia generó conmoción, especialmente entre los habitantes de la zona este de la provincia, publicaron ayer los medios de prensa locales.

Los mensajes de dolor en el muro del Facebook del cura se multiplicaron rápidamente en las últimas horas.

"Dios mío, qué conmoción. Mi corazón se entristeció, me dolió el alma enterarme de esta noticia... Dios y la virgen siempre lo resguarden padrecito. Lo recordaré como la muy buena persona que siempre fue", decía una de las publicaciones.

Por su parte, el arzobispado provincial reclamó el pronto esclarecimiento de la muerte del sacerdote.

"El padre Juan fue encontrado muerto en circunstancias que se están investigando. La Justicia está actuando y ha ordenado la autopsia a fin de determinar con claridad las causas de su muerte", precisó la curia en un comunicado.

"Esperamos un pronto esclarecimiento del hecho y confiamos en la acción de la Justicia con la que, desde luego, colaboraremos en todo lo que dependa de nosotros", agregó. Por la tarde, al conocerse el resultado de la autopsia, cientos de fieles, que no creen que el cura se haya suicidado, se juntaron en la plaza de La Florida, frente a la parroquia, e hicieron sonar sus bocinas con estridencia.

En tanto, hoy, a partir de las 19, se realizará una marcha de silencio en Tucumán para exigir a las autoridades que se esclarezca la muerte del cura párroco Juan Viroche.

La marcha se está organizando a través de las redes sociales y el punto de encuentro será la Plaza Independencia, en pleno centro de la capital provincial. El mensaje que circula por Facebook, Twitter y Whatssap dice: "Marcharemos alrededor de Plaza Independencia pidiendo justicia por el padre Juan Viroche y todas las víctimas de la droga y el narcotráfico".

El legislador porteño por el Partido del Bien Común, Gustavo Vera, quien tiene trato directo con el Papa Francisco, presentó ayer una declaración que cuenta con la firma de varios diputados de la Ciudad para esclarecer el hecho, luego de que el sacerdote apareciera muerto en la sacristía de la iglesia de la comuna de La Florida. Vera, quien viajará a Tucumán para la marcha, exigió que "se investigue a fondo y hasta las últimas consecuencias la muerte del padre Juan".

Comentarios