Newell's
Martes 13 de Septiembre de 2016

"Hacía mucho que no convertía con la de Newell's"

Mauro Formica se descargó con el gol que le dio el triunfo a la Lepra ante Tigre. Las lesiones que lo relegaron del equipo quedaron atrás y hoy lucha por recuperar el nivel.

El grito al cielo retumbó en los cuatro costados. Mauro Formica se sacó un peso de encima y era algo que necesitaba hacer. En su regreso a Newell's no había podido festejar y, encima, las lesiones lo marginaron del equipo y le cortaron la posibilidad de poder mostrarse como pretendía. Llegó a mediados del año pasado como un gran refuerzo y con una experiencia importante después de pasar por varios equipos, por eso en el Parque se aguardaba la aparición de ese "10" que puede marcar la diferencia. El domingo dijo presente con la conquista que significaron tres puntos y la permanencia en la punta del torneo. "Hacía varios años que no convertía con la camiseta de Newell's. Era una materia pendiente", reconoció el Gato, feliz por el momento que le tocó vivir y, sobre todo, porque el equipo consiguió la segunda victoria consecutiva.

Formica fue presentado ante la sociedad leprosa en julio del año pasado como una de las figuras del equipo de Lucas Bernardi, pero apenas pudo jugar tres partidos porque se resintió de una operación a la que había sido sometido en Cruz Azul y debió pasar por el quirófano nuevamente. Esto lo dejó afuera de competencia. En 2015 apenas si sumó un puñado de minutos y estuvo en la revancha del clásico con Central en el Gigante que terminó igualada en cero. Ingresó en el complemento a los 76' reemplazando a Maxi Rodríguez. "Me fui de Ñuls, regresé y tuve que lidiar con algunas lesiones. Por suerte esta vez se me dio de poder jugar y convertir. Estoy contento porque que se me están dando las cosas tanto a mí como al grupo. Sumar de a tres es muy valioso", reflexionó el talentoso volante, que encendido puede resolver muchas cuestiones dentro del equipo de Osella. Más aún en este momento leproso, en el que la premisa pasa por sumar puntos para engrosar el promedio.

"A pesar de que no hicimos un segundo tiempo como esperábamos, lastimamos en el momento justo. Después Tigre se nos vino, tratamos de cuidar la ventaja y lo importante es que se volvió a ganar", analizó Formica ya con la tranquilidad que otorgó el triunfo y la satisfacción de seguir sumando más allá del rendimiento. Siempre resulta más sencillo corregir errores con las victorias y, además, los buenos resultados alimentan la confianza.

No fue nada sencillo poder doblegar al Matador en el regreso leproso al Parque, aunque Formica consideró que "todos los rivales son complicados, ya sea de visitante o local. Tigre tiene jugadores importantes que lastiman, pero por suerte no lo pudieron hacer. Seguimos sumando".

Formica fue el que le dio la victoria a Newell's. Marcó por primera vez desde su regreso después de atravesar distintas situaciones complicadas, por eso se descargó con fiereza en el festejo. "Fue un desahogo por todas las cosas que pasé", reconoció el volante, pero esta vez dejando de lado la amargura, mostrando una sonrisa amplia y cargada de felicidad.

El Gato el domingo fue relegado al banco y en su lugar ingresó Mauro Matos. En el segundo tiempo el DT lo mandó a la cancha y cuando el partido iba camino al final con un apático 0-0 pegó el zarpazo para derrumbar al Tigre de Victoria. Para que los puntos quedaran en casa y el pueblo leproso se llenara de felicidad.

Comentarios