Edición Impresa
Sábado 19 de Diciembre de 2015

Había una vez...

Comienza así el modo posible de entrar a la magia, a la fantasía, al maravilloso terreno de la literatura.

Comienza así el modo posible de entrar a la magia, a la fantasía, al maravilloso terreno de la literatura. Solían comenzar así los cuentos de cuando éramos niñas, niños, comenzamos así hoy, cuando nos sentamos frente a las chicas y los chicos, a sus miradas expectantes, a sus ganas de entrar en territorios desconocidos de la mano de una buena historia. Entonces, se me ocurre pensar que las buenas y bellas historias no tienen por qué traernos princesas lejanas, bonitas y sumisas. Princesas que esperan mansamente que algún caballero, fuerte y valiente, las rescate no importa mucho de qué padecimiento.
  ¿Por qué contar a las infancias historias que reproducen un modelo patriarcal? ¿Por qué ellos resolviendo y haciendo y ellas esperando y padeciendo? Por qué no contar historias de mujeres reales, de nuestra América, que rompieron con los estereotipos y los condicionamientos de su época. Mujeres grandiosas, talentosas y apasionadas que abrieron caminos desafiando aquello que la sociedad les imponía.
  Nadia Fink, inaugura con la colección “Antiprincesas” una serie de relatos pensados para chicas y chicos de este tiempo. El primero de ellos, nos lleva a compartir la vida de la enorme Frida Khalo, artista, mujer, amante. Le sigue, bellamente narrada, la vida de Violeta Parra, cantautora y artista chilena, que anduvo, incansable, por los caminos de su país juntando ramilletes de canciones para compartirlas y hacerlas vivir.
  Para completar los primeros tres, Juana Azurduy se presenta frente a chicas y chicos con su inconmensurable figura dando pelea por la libertad de América.
  Las tres historias proponen un recorrido no lineal, en el que a modo de ventanas o pantallas, en consonancia con los nuevos formatos que atraviesan la vida de las infancias actuales, se enlazan palabras, imágenes, recuadros, ilustraciones.
  Apuesto y convido a compartir estas historias que, seguramente, dejarán en chicas y chicos otra mirada sobre diferentes modos de andar la vida, la sexualidad, la pasión y la lucha por la liberación.

Comentarios