Ovación
Jueves 03 de Noviembre de 2016

Guardó los millones en el banco de suplentes

Teo ni entró y Coudet optó por Herrera, quien hasta marcó el gol decisivo.

Sin dudas de que una de las apuestas más audaces ayer de Eduardo Coudet, en un partido bisagra para su ciclo, fue dejar sentado en el banco a Teófilo Gutiérrez para apostar por Germán Herrera. La inversión millonaria de Central ni siquiera entró, mientras que el Chaqueño jugó todo el partido y convirtió el segundo gol, el que aseguró al fin y al cabo la enorme victoria canalla.

Quizás pensando que no sólo talento se necesitaba sino entrega y sacrificio, Coudet optó por Herrera pese al escepticismo que generó esa decisión, que por otra parte supo guardar casi hasta el último momento.Y el delantero nacido en Central cumplió con esa cuota apareciendo por todo el ataque, exigiendo y corriendo mucho pese a que venía de ser titular cuatro días antes frente a Huracán.

Hizo el trabajo sucio mientras Ruben lucía menos entre los centrales xeneizes y estuvo muy despierto para aprovechar el rebote que dio Sara ante el disparo de Montoya.

Esa decisión, como la de que Gissi y Torsiglieri jueguen por primera vez juntos en la zaga, fue un pleno del Chacho. Guardó los millones en el banco y acertó esta vez, más allá de lo que se sabe que Teo pueda dar en el futuro.

Comentarios