Policiales
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Guardaba el auto en su casa de Tablada y entraron a robarle

Tres delincuentes armados sorprendieron a una mujer el domingo a la noche mientras guardaba el auto en la cochera de su casa y, a punta de pistola y bajo amenazas, redujeron a su hija y tres amigos para escapar con 9 mil pesos, una consola de juegos y teléfonos celulares.

Tres delincuentes armados sorprendieron a una mujer el domingo a la noche mientras guardaba el auto en la cochera de su casa y, a punta de pistola y bajo amenazas, redujeron a su hija y tres amigos para escapar con 9 mil pesos, una consola de juegos y teléfonos celulares.

Miriam Pedernera tiene 47 años y vive con sus hijos. Al frente de su vivienda de Saavedra 857 tiene una peluquería y el ingreso a la misma es el portón del garaje, un espacio que cumple la doble función de resguardar el auto y servir de espacio de trabajo.

El domingo a la noche la mujer fue sorprendida mientras guardaba su Fiat Palio rojo al final del partido entre Newell's Old Boys y River Plate que, como hincha "millonaria", siguió por televisión con su hija y dos amigos de su hijo.

"Eran cerca de las 22 del domingo. Yo estaba con una campera de River y pasaban autos tocando bocina con gente que regresaba de la cancha (ganó Newell's 1 a 0). Siempre tengo la precaución de mirar si hay alguien, pero no observé nada sospechoso del lado de San Martín ni de Sarmiento", contó Miriam.

La mujer ingresó el auto pero cuando estaba a punto de cerrar la puerta un pie se interpuso a su intención. Era el de uno de los tres delincuentes que,con armas de fuego, aparecieron como una ráfaga y la empujaron adentro de la casa. "Eran de entre 30 y 35 años y uno más joven. Entraron hasta la cocina y allí obligaron a tirarse a al piso a mi hija Brenda, de 20 años, y a tres amigos de mi hijo, que no estaba. Mientras uno los controlaba, los otros dos revisaron las habitaciones, el baño, la cocina y el resto de las dependencias", describió Miriam.

Angustia y miedo. "El que nos cuidaba se puso nervioso y nos dijo que nos quedáramos quietos porque nos iba a pegar un tiro", recordó Brenda en referencia a la angustiante situación que atravesaron. "Se pusieron un poco tensos porque el portón quedó abierto y pasaba gente por la calle", agregó Miriam.

Sin ejercer violencia física pero sí verbal, los delincuentes lograron robar cuatros celulares, una consola de Play Station, dos notebooks y unos 9 mil pesos que Miriam guardaba para pagar impuestos y servicios. "Estuvieron media hora. También querían llevarse dos televisores. Me pidieron que los llevara en el auto hasta un barrio que no recuerdo, pero como al entrar tiré las llaves a un rincón no las podían encontrar", recordó la víctima.

Finalmente desistieron de ese plan y escaparon con rumbo desconocido. Miriam no pudo ver si se fueron en un auto o a pie, y tampoco advirtió si tenían cómplices.

La vecina de Tablada especuló que fue algo al voleo. "Es una zona tranquila, hace ocho años que vivo acá y los robos se dan por épocas". La mujer radicó al denuncia en la seccional 16ª y se dio intervención de lo ocurrido a la Policía de Investigaciones (PDI) que bajo la ordenes de la Fiscalía de Investigación y Juicio realizó diligencias orientadas a dar con los autores de la entradera.

Comentarios