El Mundo
Lunes 24 de Octubre de 2016

Grupos chavistas invadieron el Parlamento mientras sesionaba

El Legislativo, único poder que controla la oposición, debatía cómo responder a la suspensión del referendo revocatorio.

La crisis política y social que hunde a Venezuela sumó ayer otro oscuro capítulo, cuando grupos chavistas tomaron por asalto el Parlamento, único poder en manos opositoras, mientras debatía un posible juicio político contra el presidente Nicolás Maduro. Las tensiones en Venezuela se agudizaron enormemente desde que el jueves pasado el Consejo Nacional Electoral (CNE), controlado por el oficialismo, suspendió un referendo revocatorio contra Maduro.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Enrique Márquez, se dirigía al plenario cuando se escuchó el vocerío de una turba que pretendía ingresar. El canal por internet del Parlamento interrumpió la transmisión para cubrir lo que ocurría en los jardines del palacio legislativo: los violentos, claramente identificados, incluso con banderas del oficialista Partido Socialista Unido, gritaban mientras rompían todo a su paso. La Guardia Nacional, a cargo de la custodia del palacio, no actuó y los violentos continuaron avanzando. Rompieron la verja perimetral y rápidamente ingresaron al edificio. Hubo una batalla campal, con cruce de insultos y golpes. Desde antes de iniciar la sesión los grupos de chavistas mantenían rodeado el edificio parlamentario, crispando la sesión especial que convocó la oposición para evaluar acciones para "restituir el orden constitucional y democrático", violentado por la suspensión del referendo contra Maduro. Los manifestantes comenzaron a retirarse cuando Jorge Rodríguez, uno de los dirigentes del oficialismo, les pidió que salieran del lugar. La oposición acusó a Rodríguez de dirigir la protesta.

Al inicio del debate, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, señaló que la sesión podría incluso discutir la apertura de un "juicio político" contra Maduro. Aunque sin resoluciones al respecto, los diputados mencionaron "abandono del cargo" por parte de Maduro, de gira por Medio Oriente, y el tema de la supuesta doble nacionalidad, venezolana y colombiana, del presidente, que lo inhabilitaría para ejercer el cargo. Pero es claro que no fueron estos asuntos los que causaron la nueva escalada de violencia. Todo es parte de la decisión sin precedentes del régimen de suspender el pasado jueves el referendo revocatorio. Anteriormente se había limitado a postergarlo para 2017, pero ahora el CNE, en base a decisiones de nivel local tomadas por cinco Estados gobernador por chavistas, decidió la suspensión de la consulta. Los sondeos, así como los analistas, señalan que Maduro iba a perder de manera abrumadora la prueba de las urnas. Su gobierno es muy impopular, ya que enfrenta una crisis económica sin precedentes. Venezuela sufre una extrema escasez de alimentos y medicinas así como una inflación galopante, que se calcula en 475 por ciento para 2016.

Pasados los incidentes, la Asamblea Nacional declaró que el gobierno "ha dado un golpe de Estado". Los legisladores se comprometieron a enjuiciar a Maduro. Se propuso asimismo denunciar a los miembros del CNE ante la Corte Penal Internacional (CPI). El diputado Julio Borges dijo que la Asamblea está desde ahora en abierta rebelión contra el gobierno.

En tanto, doce países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) expresaron su "profunda preocupación" por la suspensión del referendo. En un comunicado conjunto difundido en Buenos Aires, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, México, Perú y Uruguay manifestaron su preocupación por la decisión del CNE "de postergar el proceso de recolección del 20 por ciento del padrón electoral requerido para activar el referéndum revocatorio". La paralización del proceso y la simultánea decisión de la Justicia chavista de prohibir la salida del país de los líderes opositores "afecta la posibilidad de establecer un proceso de diálogo" que facilite "una salida pacífica a la crítica situación que atraviesa" Venezuela.

Comentarios