Edición Impresa
Viernes 01 de Agosto de 2008

Griten nomás

Porque es abierto, democrático y apuesta a la participación, el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, permitió libremente el ingreso de los manifestantes que se oponían al aumento del boleto a ocupar un lugar en la barra.

Porque es abierto, democrático y apuesta a la participación, el presidente del Concejo Municipal, Miguel Zamarini, permitió libremente el ingreso de los manifestantes que se oponían al aumento del boleto a ocupar un lugar en la barra. En su mayoría eran jóvenes de distintos movimientos sociales que comenzaron a gritarles de todo a los ediles oficialistas. Los insultos iban en aumento y entonces Zamarini hizo uso de la palabra y les dijo: "Pueden seguir gritando todo lo que quieran, a mí no me molesta para nada". Evidentemente, no hay peor sordo que el que no quiere oír.

Cleto Boasso

El radical Jorge Boasso criticó duramente al socialismo en el recinto cuando se trataba el incremento del precio del boleto. "No se le cae una idea", afirmó con vehemencia. Y de la barra alquien gritó: "Si vos fuiste en la lista con ellos". No se amilanó el edil y siguió con su discurso, para rematar: "Por todo lo que he argumentado, mi voto no es positivo". Y las risotadas estuvieron a la orden del día.

Comentarios