La ciudad
Miércoles 15 de Junio de 2016

Gripe A: se podrán vacunar sólo las personas con factores de riesgo

Desde el Ministerio de Salud provincial se está gestionando el envío de dosis extra al gobierno nacional.

Mientras se gestionan nuevas dosis, desde el Ministerio de Salud provincial se definió una nueva estrategia para la vacunación contra la gripe A. Los centros de salud municipales y provinciales elaborarán el listado de sus pacientes que están contenidos en los grupos de riesgo y la prescripción médica deberá acompañarse de un nuevo formulario, más sofisticado que la tradicional receta. "La estrategia es que la protección llegue a todas las personas que realmente lo necesitan", destacó el ministro.

Las autoridades sanitarias de la provincia, el municipio y referentes de la comunidad científica se reunieron ayer para analizar la situación de la epidemia que, estiman, se encuentra actualmente en un pico máximo de circulación viral.

Hasta hace dos semanas, la magnitud del brote se consideraba similar a la del año pasado. Sin embargo, en los últimos quince días se empezó a notar un pronunciado aumento de las consultas médicas y las hospitalizaciones por cuadros gripales. En tanto, las personas fallecidas en la provincia pasaron de 14 a 21.

Aún así, confió González, "hay datos a destacar respecto a la realidad del año pasado. Ya hemos colocado casi el doble de vacuna (un 90 por ciento más) que habíamos aplicado en 2015 por esta época, o sea que hay mucha más población cubierta".

Lo que resta es, explicó, proteger a todas las personas que forman parte de los considerados grupos de riesgo y todavía no fueron vacunadas. La experiencia indica que "las complicaciones graves con esta enfermedad se desarrollaron en personas que presentaban factores de riesgo y no se habían vacunado".

En las próximas dos semanas llegarán a la provincia las últimas 50 mil dosis, de las 500 mil que se comprometió a enviar el gobierno nacional.

Y si bien se reclamaron más vacunas, no hay certeza del resultado de la gestión. Santa Fe es una de las provincias "que ha tenido mucha más demanda que otros momentos" y pidió la entrega de dosis extra. Además, se solicitó que se devuelvan unas 33 mil vacunas que se colocaron a personas mayores de 65 años cuando el Pami aún estaba desprovisto.

Nominadas. Los vacunatorios de hospitales y centros de salud comenzarán a racionalizar los recursos. "Vamos a implementar nuevas estrategias para la distribución. Queremos lograr que estas dosis estén asignadas a los pacientes de los centros de salud que pertenezcan a los grupos de riesgo", sostuvo el ministro. Los pacientes del sector privado deberán presentar "un formulario mucho más detallado" que en los próximos días empezará a circular entre los médicos.

"Lo que buscamos es poner un poco de orden", sostuvo el ministro y reconoció que "hubo una fuerte presión y los médicos hicieron algunas prescripciones incorrectas por esto. En los centros de salud se han encontrado muchos diagnósticos incorrectos que se han salvado a tiempo y no se han vacunado, pero no podemos estar auditando prescripción por prescripción".

Se trata, consideró, de una actitud responsable. "Recibimos 500 mil dosis, somos 3 millones de personas. Si vacunamos a todos, no vamos a vacunar a los grupos de riesgo".

De acuerdo a datos de Epidemiología, ya recibieron su vacuna más del 95 por ciento de los mayores de 65 años, más de la mitad de las embarazadas (55 por ciento) y de los niños de 6 meses a 2 años (54 por ciento).

El grupo más desprotegido es el integrado por personas de 2 a 64 años que presentan factores de riesgo como problemas genéticos, musculares o del desarrollo graves, severos trastornos respiratorios, problemas cardíacos, diabetes, insuficiencia renal crónica, alteraciones en las defensas (por VIH o medicación), enfermedades onco-hematológicas y tumorales, trasplantados y personas con obesidad importante. En estos casos, apenas el 30 por ciento recibió la vacuna.

En las farmacias no se consigue

Ni bien empezaron a sucederse los días fríos, la vacuna antigripal empezó a escasear en las farmacias de la ciudad, donde desde hace dos semanas sólo se encuentran disponibles las dosis para los afiliados al Pami. Hasta hace algunos días, los farmacéuticos incluían a sus clientes con prescripción médica en una lista de espera. Ahora, directamente, recomiendan concurrir al hospital.

Comentarios