Ovación
Viernes 22 de Julio de 2016

"Gracias por haber enterrado al atletismo ruso"

Poco. O casi nada les queda por hacer a los atletas rusos. Es que no podrán competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016, según lo determinó ayer el fallo de la Corte Arbitral del Deporte (TAS) en Lausana (Suiza), confirmando la suspensión contra la Federación de Atletismo de Rusia resuelta por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) por el escándalo de doping positivos. Y uno de los efectos correlativos más significantes es que Yelena Isinbayeva, plusmarquista mundial en salto con garrocha y gran figura del atletismo mundial, no podrá despedirse en Brasil, cita para la que se preparó especialmente tras ser mamá. Además Isinbayeva se mostró como la deportista más activa ante este fallo, ya que ella ni siquiera presenta antecedentes. "Gracias a todos por haber enterrado al atletismo ruso", disparó la zarina.

Poco. O casi nada les queda por hacer a los atletas rusos. Es que no podrán competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016, según lo determinó ayer el fallo de la Corte Arbitral del Deporte (TAS) en Lausana (Suiza), confirmando la suspensión contra la Federación de Atletismo de Rusia resuelta por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) por el escándalo de doping positivos. Y uno de los efectos correlativos más significantes es que Yelena Isinbayeva, plusmarquista mundial en salto con garrocha y gran figura del atletismo mundial, no podrá despedirse en Brasil, cita para la que se preparó especialmente tras ser mamá. Además Isinbayeva se mostró como la deportista más activa ante este fallo, ya que ella ni siquiera presenta antecedentes. "Gracias a todos por haber enterrado al atletismo ruso", disparó la zarina.

Ayer el tribunal rechazó la apelación de 68 atletas rusos contra la exclusión de los Juegos y el fallo del TAS es vinculante para el Comité Olímpico Intencional (COI), que tendrá que decidir antes del próximo martes sobre la exclusión por completo de todos los deportistas rusos de la cita en Río de Janeiro. El fallo podría ser clave para la presencia del equipo olímpico ruso en Río después de que el lunes el informe McLaren encargado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) acusara a Rusia de dopaje de Estado durante los Juegos de Invierno de Sochi.

Pese a la amenaza de exclusión, el Comité Olímpico de Rusia presentó ayer una lista de 387 deportistas para participar en los Juegos y entre ellos figuran los 68 atletas que recurrieron su exclusión. "A mi modo de ver se trata de una decisión subjetiva, de una determinación un poco politizada, que no tiene ninguna base jurídica", señaló el ministro de Deportes de Rusia, Vitali Mutkó, tras conocerse el dictamen del TAS, que de esta manera confirmó la validez del argumento de la IAAF que establece que los atletas de las federaciones suspendidas no pueden participar en competiciones organizadas por ella, según la Carta Olímpica, "a menos que satisfagan unos criterios específicos". Por ello, deja la puerta abierta a que algunos atletas rusos "que cumplan esos criterios se les permita competir en los Juegos de Río".

Ese criterio consiste en entrenar en el extranjero durante varios años y haber sido controlado por agencias antidopaje de otros países. En estos momentos, sólo Daria Klíshina (salto en largo), bronce en los Europeos en 2014 y campeona nacional en junio pasado, puede participar en los Juegos al entrenar en EEUU.

La IAAF se mostró conforme por la decisión del TAS pero no evidenció alegría a través de su presidente, el británico Sebastian Coe, quien dijo: "Si bien estamos satisfechos de que nuestras normas, y nuestro poder para afianzar nuestras reglas y el código antidopaje fueran apoyados, este no es un día para declaraciones triunfantes". Y agregó: "No estoy acá para detener a los atletas de competición. Es el deseo instintivo de nuestra federación incluir, no excluir".

Yelena Isinbayeva, bicampeona olímpica, se mostró furiosa por la decisón del TAS y agradeció irónicamente a la dirigencia por "haber enterrado al atletismo". Y agregó, durísima: "Que todos esos deportistas extranjeros pseudo limpios respiren aliviados y ganen sus pseudo medallas de oro en nuestra ausencia". En Río la rusa quería buscar su cuarta medalla olímpica antes del retiro, luego de haber conquistado el oro en Atenas 2004 y Beijing 2008 y el bronce de Londres 2012.

La garrochista, de 34 años, será una de las 68 atletas rusas que no podrá competir en Brasil. Otros de los principales damnificados por la medida son Serguéi Shubenkov, campeón mundial de 110 metros con vallas; Masha Kuchina, flamante campeona mundial de salto en alto en Beijing e Iván Ujov, oro en la misma especialidad en Londres 2012.

Comentarios