Central
Domingo 30 de Octubre de 2016

Goles para ganar en el último cuarto

El conjunto rojinegro conquistó cuatro de sus cinco victorias con tantos concretados en el tramo final de los partidos. Es una virtud

El conjunto rojinegro conquistó cuatro de sus cinco victorias con tantos concretados en el tramo final de los partidos. Es una virtud

"Los Caballeros de la Angustia" era el apodo menos conocido de "La Máquina", el mítico del River de la década del 40. Se lo definió de aquella manera porque varios partidos, en medio de la angustia de su público, los ganó en los últimos minutos. Sin tener la menor intención de comparar ese conjunto con el actual de Newell's, lo que sería una desmesura, la lepra también puede ostentar ese calificativo. Tiene la virtud de conseguir victorias en el último cuarto de hora. Cuatro triunfos de los cinco que alcanzó fueron con goles durante ese lapso.

"Me parece que el equipo sostiene la intensidad por un tiempo más prolongado a lo que lo hacíamos el torneo pasado", explicó Osella sobre la capacidad de Newell's de convertir en los minutos finales.

Lo del domingo pasado en el clásico fue el summum. En el tiempo de descuento, Maxi Rodríguez superó la estirada de Sebastián Sosa para que Newell's se lleve tres puntos del Gigante. Impensado a esa altura, es cierto.

Exceptuado lo sucedido contra Central, con una postura conservadora en la que apostó a una pelota, en las demás presentaciones dejó en claro que no se resignó a la paridad del marcador. Sin desplegar un ataque voraz, se las ingenió para desnivelar el marcador cuando a esa altura no sea raro que cualquier equipo empiece a pensar que el punto no es un mal resultado.

La serie de conquistas en el tramo final de un partido empezó a partir de la primera fecha, contra Quilmes, en el sur del Gran Buenos Aires. El encuentro estaba 0 a 0, Scocco generó una gran jugada individual y le cometieron penal. A los 6' del final, el goleador no falló. Fue 1 a 0.

En la jornada siguiente, Newell's recibió a Tigre. En un trámite anodino, el ingresado Mauro Formica empujó la pelota al fondo del arco, a 16' de la culminación del encuentro, para el 1 a 0 definitivo.

Después del empate 1 a 1 con Sarmiento en Junín, con el gol de Scocco a los 43', venció con holgura y una buena producción en el Coloso a Atlético Tucumán por 3 a 1. Fue la única victoria en la que los goles que no se concretaron en el cuarto de hora decisivo. Las conquistas fueron de Scocco (19' y 56'), por partida doble, y Formica (28').

Con Temperley no quebró el tanteador y fue 0 a 0, pero en el partido posterior volvió a la costumbre goleadora de los tramos finales. El pie izquierdo de Víctor Figueroa rompió la paridad sin goles ante Gimnasia La Plata en el Coloso, a 14' del final.

Y la obra cumbre fue la de Maxi Rodríguez, contra Central, en el segundo minuto del tiempo adicional. Hasta acá, Newell's muestra que sus rivales deben tener cuidado hasta la última pelota en juego.

Comentarios