Política
Lunes 29 de Agosto de 2016

Gobernadores y dirigentes del PJ apuestan a una oposición constructiva

Cuestionaron a la Casa Rosada por abusar de "la táctica de prueba y error" y por echar culpas al kirchnerismo

Dirigentes del peronismo coincidieron ayer en que deben "colaborar" como una "oposición constructiva" con el país y cuestionaron al Ejecutivo por abusar de "la táctica de prueba y error" y por echar culpas al kirchnerismo, a la vez que criticaron a sectores "minoritarios" que pretenden que el gobierno se caiga.

Esas posiciones fueron esgrimidas por los gobernadores de Salta y Chaco, Juan Manuel Urtubey y Domingo Peppo, respectivamente, junto a observaciones del titular del Partido Justicialista (PJ), el diputado nacional José Luis Gioja, y el ex presidente Eduardo Duhalde.

Luego de que funcionarios nacionales advirtieran días atrás sobre tácticas de grupos que buscan deslegitimar al gobierno de Mauricio Macri, y tras la protesta del sábado pasado del kirchnerismo en la Plaza de Mayo, donde Hebe de Bonafini (Madres) explicitó la intención de que va "a caer solo", los peronistas tomaron distancia de esas posiciones y destacaron el diálogo y la construcción política.

En ese marco, Urtubey advirtió que "la forma de que las cosas estén mejor no es voltear un gobierno". E insistió en que, para "salir de esta situación de crisis", hay que "contribuir, colaborar y no poner los palos en la rueda".

El mandatario salteño cuestionó los dichos de Bonafini en el acto que compartió con diputados del Frente para al Victoria (FpV). "Esa es la Argentina que queremos dejar atrás definitivamente, con ese tipo de expresiones que hacen daño a todo el sistema político", subrayó.

Consultado sobre si existen grupos interesados en que el gobierno nacional caiga, dijo: "Sí, claramente, y ese tipo de expresiones validan totalmente eso en una visión francamente autoritaria".

Asimismo, cuestionó del gobierno de Cambiemos que "se hicieron cosas bien, pero en todos los temas abusa de la táctica de prueba y error" porque, según alertó, con "ese mecanismo genera inestabilidad en la gente y la Argentina necesita horizontes de previsibilidad".

A su vez, Peppo indicó que "el diálogo debe mantenerse y es un camino importante para el desarrollo y el crecimiento del país", pero lamentó que "el presidente pone al kirchnerismo como oposición, cuando hoy en la oposición hay otros dirigentes que proponen una agenda que tiene que ver más con las demandas de la sociedad".

"Nosotros pensamos en una oposición constructiva", planteó Peppo, al tiempo que Duhalde dijo que, "en momentos de crisis, hay que juntarse, acordar políticas de Estado y tener un compromiso ético muy firme". Y advirtió que no ve a la dirigencia "ocupada en buscar ese consenso".

Duhalde opinó que en la actualidad "puede haber sectores pequeños, minoritarios", que quieran que al gobierno no le vaya bien. "Son los que estuvieron en la Plaza de Mayo", añadió, pero observó que "no tienen incidencia, ninguna importancia" en la política.

Paralelamente, Gioja consideró que las críticas del gobierno a los intentos de desestabilización eran "un pretexto" frente a "una situación social deteriorada por las medidas y acciones" del macrismo.

Gioja apuntó que "hay una política muy definida, porque lo demás son marchas y contramarchas, que es echarle la culpa de todo lo que ocurre en el país a la gestión anterior y a la pesada herencia".

Asimismo, consideró que hay "dirigentes de Cambiemos que todavía no se han enterado que tienen que gobernar y siguen de campaña electoral".

A su vez, el jefe de Unión del Personal Civil de Nación (UPCN), Andrés Rodríguez, consideró que el gobierno "comete muchos errores, marchas y contramarchas, que deterioran el panorama social".

Comentarios