Edición Impresa
Sábado 25 de Octubre de 2008

Gómez Barinaga: de Vernet a rector de la Uces

Juan Carlos Gómez Barinaga es el actual rector de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (Uces) de Buenos Aires. Pero en Santa Fe, el abogado y profesor es más conocido como el ex ministro de Educación (1985 a 1987) que encaró lo que, incluso en su propio juicio, son sus hechos más destacados: la descentralización en regiones y el cambio curricular.

Juan Carlos Gómez Barinaga es el actual rector de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (Uces) de Buenos Aires. Pero en Santa Fe, el abogado y profesor es más conocido como el ex ministro de Educación (1985 a 1987) que encaró lo que, incluso en su propio juicio, son sus hechos más destacados: la descentralización en regiones y el cambio curricular.
  “Mi decisión fue descentralizar para decidir en el lugar, pero no trasladar toda una burocracia como existe hoy”, puntualiza el ex funcionario de Vernet para coincidir con las críticas sobre el poco poder de decisión que hoy tienen las regionales educativas. “Es más, en la misma ciudad de Santa Fe un trámite tiene primero que ir a la regional y luego al Ministerio que está en la misma ciudad”, dice y agrega: “Aquí me daba el gusto de rechazar expedientes porque tenían que tramitarse en la regional”.
  Además de consultor del Banco Mundial, a principios de los 90 asesoró al ex ministro Salonia también en materia de descentralización: “La misma se tomó muy a las apuradas y no se les dieron a las provincias los instrumentos presupuestarios y técnicos necesarios”. Opina que esto derivó en un Ministerio nacional sin escuelas y en un pésimo aprovechamiento de recursos. “Más que descentralización fue una transferencia”, comenta y acuerda que con la medida llegó luego la ley federal.
 Dice que sólo con leyes no se cambian los problemas, sino que la clave está en “pasar de un paradigma de la enseñanza a un paradigma del aprendizaje de competencias”. Rescata “haber devuelto a sus fuentes al Hogar Escuela de Baigorria” y se lamenta de no haber concluido un trabajo con las escuelas rurales para evitar el desarraigo: “Porque allí no solamente ya no pasa el ferrocarril, sino que no pasa el conocimiento”.

Comentarios