Política
Jueves 12 de Mayo de 2016

GM lanzó la producción de su nuevo auto y respaldó la política económica de Macri

La automotriz presentó el nuevo Chevrolet Cruze y adelantó que es el primero de diez lanzamientos que hará en el país este año.

La automotriz General Motors lanzó ayer formalmente la línea de producción de su nuevo auto global, el Chevrolet Cruze II, gestado en el marco del Proyecto Fénix, que demandó una inversión de 740 millones de dólares y con el que pretende liderar el segmento C de vehículos que representa un mercado de entre 65 a 70 mil unidades entre Argentina y Brasil. Si bien la plataforma del nuevo producto —que incluyó el montaje de una nueva planta de motores— comenzó a gestarse durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, fue el presidente Mauricio Macri quien le puso la frutilla al postre y recibió los elogios de parte de la autoridad máxima de la compañía, Mary Barra, quien destacó las reformas económicas que encaró la nueva gestión.

"Sus extraordinarias reformas económicas y su fuerte apoyo a la inversión y a la industria han permitido que General Motors fortalezca su compromiso histórico con Argentina. Por todo eso y por su liderazgo, le estamos sumamente agradecidos", dijo la chairman y CEO de GM Company confirmando el respaldo del grupo empresario a la política que encaró el macrismo, concentrada en medidas como la eliminación de las retenciones a las exportaciones, la salida del cepo cambiario, el acuerdo con los holdouts y la eliminación de las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI).

Esas primeras decisiones de política económica que rápidamente tomó Macri al asumir, "normalizaron un 100 por ciento nuestra actividad", resumió el presidente de GM Argentina y vicepresidente de finanzas para toda América del Sur, Carlos Zarlenga, quien las consideró "pasos muy importantes". De hecho, la automotriz venía teniendo serios inconvenientes por la restricción de divisas debido al cepo cambiario que le impedía cancelar importaciones, incluso aquellas de bienes de capital necesarias para poner a punto la planta del Proyecto Fénix que se inauguró formalmente ayer. Eso la llevó hace un par de años a suspender las exportaciones desde Brasil hacia la Argentina de vehículos y autopartes.

El gobierno de Macri apuntó, con el cambio de rumbo económico, a aportar las condiciones "ideales" para la inversión y la creación de empleo para el sector empresario. Sin embargo, la imposibilidad de controlar la inflación amenazan con borrar con el codo lo que el presidente escribió con la mano. "Hacia el futuro los dos grandes temas a resolver son el crecimiento y la inflación", definió Zarlenga, y le agregó un componente más: la reactivación de Brasil, "algo que está fuera de la injerencia del gobierno", dijo el ejecutivo, quien junto a Barra y el gobernador Miguel Lifschitz, presidieron el acto que tuvo como figura central a Macri.

Sin embargo, aunque las señales de alerta son claras y poco probables de resolver en el corto plazo, desde GM ven en la evolución del sector industrial argentino en materia de ventas y producción, "indicadores suficientes para ser optimistas",dijo Zarlenga.

También señaló que confían en la evolución del mercado de Brasil a partir del segundo semestre. "Probablemente la segunda mitad del año va a ser mejor que la primera. Estimamos 2 millones de unidades para toda la industria en Brasil e incluso creo que eso se puede superar y estar en un número más alto", confió el presidente de GM Argentina.

Un anuncio de diez. Esto también traza un nuevo horizonte que va más allá de las expectativas. Barra indicó que "la producción en Rosario ha permitido que GM sea líder en ventas en Sudamérica y creemos que el lanzamiento del nuevo Chevrolet Cruze nos ayudará a atraer nuevos clientes en la región".

Además, adelantó que "en el país el Chevrolet Cruze II es uno de los 10 nuevos productos que planeamos lanzar en 2016" y detalló que se trata de vehículos "con la tecnología, calidad y atributos de seguridad que nuestros clientes quieren y esperan". Pero no dio precisiones sobre los nuevos lanzamientos.

Sólo desde GM confirmaron que el motor que fabricará la compañía en la nueva planta de Alvear estará en el cuarto trimestre de este año. "Lo estamos fabricando, probando, estará listo para el cuatro trimestre. Mientras tanto lo estamos importando desde otra fuente global", dijo Zarlenga.

Según los datos corporativos, la nueva generación Cruze seguirá siendo el auto más vendido de la marca, ya que se comercializa en más de 115 mercados en el mundo y será producido en sólo 4 países, uno de ellos Argentina.

El director de la planta de Alvear, Claudio Vulcano, dijo que "hay un segmento de clientes, no sólo en la Argentina, que está constantemente buscando tecnología, sofisticación, confiabilidad y buenas performances" y a eso apuntan. Además, "hay tecnologías que mientras no las conocemos no las extrañamos, pero cuando la empezamos a utilizar no las queremos soltar y eso va a pasar con el Cruze II", dijo.

Donaciones

Barra anunció la donación de un nuevo Chevrolet Cruze a la ONG rosarina Njambre para su "Proyecto Arbusta", que fomenta la formación digital de mujeres y jóvenes vulnerables y fomentar su inserción laboral.

Comentarios