Escenario
Domingo 22 de Mayo de 2016

Glamour y adrenalina en el Festival Internacional de cine Cannes

La competencia finaliza hoy con una marcada presencia de la política, el rock y hasta menciones a trump, pero ya sin fiestas

Hoy termina la 69ª edición del Festival Internacional de Cine de Cannes, el más celebrado de Europa, en el cual Argentina tiene una presencia constante. Pero, ¿algo está cambiando en Cannes? La diversidad de géneros y propuestas en las distintas secciones parecen indicar un renovado dinamismo de una competencia, que además, suele ser definida como la más glamorosa del mundo.

   Este año, Argentina está representada por "La larga noche de Francisco Sanctis". El filme, aunque fuera de la competencia oficial, participa de la sección "Una cierta mirada" donde está nominado a la Cámara de Oro. La película fue bien recibida por la crítica en un año en que los críticos parecen haber perdido las formas protocolarias. "Este año los críticos están más duros que nunca", dijo un medio español. Y las reacciones de los medios acreditados, con abucheos, risas, silbidos y hasta insultos, parecen demostrarlo. Una de las víctimas más célebres fue el mismísimo Seann Penn por "The Last Face", una película que se pretende sensible con los problemas del mundo.

   La política también se hizo presente. La encargada de introducirla fue la actriz brasileña Sonia Braga, protagonista del filme "Aquarius", que compite por la Palma de Oro. Braga denunció un "golpe de Estado" en Brasil en referencia al juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, que fue separada del cargo. La movida no pudo tener mayor difusión: el lugar elegido para la protesta fue la alfombra roja de Cannes, en ocasión de la premier mundial de "Aquarius" y junto a todo el equipo del filme sosteniendo carteles al ingresar a la sala del teatro Lumiere.

   Ese condimento también asomó con "Risk", con el fantasma de Julian Assange sobrevolando el festival. El trabajo de la cineasta estadounidense Laura Poitras que muestra los entresijos de WikiLeaks y el equipo gestor que dirige la plataforma dedicada a revelar información confidencial. Ante un público entregado a la causa, la realizadora, que ha concedido muy pocas entrevistas, aseguró: "Apoyo mucho el trabajo que WikiLeaks ha hecho. Me preocupa mucho lo que Estados Unidos está haciendo a nivel internacional". En su película la cámara comparte las reuniones de trabajo de Assange y su equipo de colaboradores más cercano como el ciberactivista e informático estadounidense Jacob Appelbaum y la periodista británica Sarah Harrison desde 2011 hasta el presente.

   El rock irrumpió con Iggy Pop en persona. Así ocurrió con el documental "Gimme Danger", que repasa la historia del grupo que lideró Pop, The Stooges, y que es "una carta de amor" del director Jim Jarmusch al grupo de música que más marcó su juventud. Con este collage, dijo Jarmusch, quiso destacar la importancia de la banda que nació a fines de los 60 y su contribución a la historia de la música. En su opinión al evitar este grupo anárquico la política, "tuvo un mayor efecto político", algo que de alguna forma se reflejó sobre todo en el terreno cultural. "Evitaron ser directamente políticos pero son artistas revolucionarios", indicó el director que también presentó en competencia "Paterson".

   Pero Cannes no solo es cine, también fiestas. Y eso también cambió. Quedaron para el recuerdo aquellas fiestas dignas de Hollywood en villas lujosas, con bañeras llenas de sangría, decorados de grandes producciones traídos en avión de carga y fuegos artificiales privados. Sólo Canal+, patrocinador del festival, sigue manteniendo la leyenda. Hoy, a las 2.30 en punto, por orden municipal, se termina la fiesta y la Croisette se va a dormir, para desesperación de los festivaleros noctámbulos, nostálgicos de la edad de oro de las legendarias noches de Cannes. Y por motivos tan poco glamorosos como la crisis y las quejas de los vecinos.

Comentarios