Central
Jueves 15 de Septiembre de 2016

Gissi, la cara nueva que llega al Canalla

La historia de un jugador que ya pasó por dos clubes argentinos, pero del que muy pocos tienen referencia.

Dylan Gissi llegará hoy a Rosario para cumplir con la revisión médica primero y firmar el contrato después. De esa manera el defensor se convertirá en nuevo refuerzo de Rosario Central, el octavo en el este libro de pases. En el ambiente futbolístico canalla no hay demasiadas referencias sobre las características del ex Estudiantes y Olimpo, más allá del conocimiento que seguramente tiene el Chacho Coudet del jugador, por eso Ovación consultó a quienes lo conocen en profundidad (ver aparte), como son los casos de Walter Perazzo y Damián Musto. Ambos compartieron plantel en Bahía Blanca, el primero como entrenador y el volante auriazul como compañero.

   Gissi, de 24 años (27 de noviembre de 1991), nació en Ginebra, Suiza, donde trabajó su padre como entrenador luego de culminar la carrera de futbolista. De un breve paso por la filial de Atlético de Madrid, el defensor de 1,92 metro llegó a Estudiantes de La Plata, donde jugó un tiempo en inferiores hasta que debutó en primera. No obstante su paso por el Pincha no fue muy extenso, ya que disputó apenas una decena de partidos.

   En 2013 se incorporó a Olimpo, club en el que reposan los mayores recuerdos de Gissi en el fútbol argentino. Ese equipo era dirigido por Perazzo. Con esa camiseta anotó tres tantos, uno de ellos justamente a Central. Fue el 23 de noviembre de 2013, en el triunfo por 1 a 0 del aurinegro (Musto también formó parte de ese equipo, al igual que Néstor Moiraghi, hoy en Newell's), por la 17 fecha del torneo Inicial 2013. El Canalla era dirigido por Miguel Angel Russo. Ese día Gissi jugó como marcador de punta por derecha.

   Su próximo club fue Montpellier de Francia, donde no tuvo la continuidad que había ido a buscar. Viene de jugar algunos partidos básicamente en reserva, ya que en primera en el fútbol francés actuó por última vez el pasado 8 de mayo, ante Aurillac.

   Pese a esa falta de competencia Coudet puso los ojos en él, se contactó y les pasó la posta a los dirigentes, quienes el pasado lunes llegaron a un acuerdo con el futbolista. De aquí en más será cuestión de que se le presenten las chances con la camiseta canalla y, por supuesto, que el suizo-argentino sepa aprovecharlas.

Comentarios