Río 2016
Jueves 04 de Agosto de 2016

Ginóbili, orgullo de estar en los Juegos Olímpicos: "No somos favoritos"

Emanuel Ginóbili se mostró orgulloso de estar en los Juegos y habló del rol de los más jóvenes

Emanuel Ginóbili, emblema de la Generación Dorada del básquetbol argentino, resaltó ayer que el equipo corre el riesgo de equivocarse en los Juegos Olímpicos 2016 "si pensamos que somos favoritos de nuevo".

   "Nos equivocamos si pensamos que somos favoritos de nuevo. Jugamos bien los partidos de preparación, pero somos los mismos que hace 10 años", señaló el bahiense, una vez finalizada la práctica —la primera en territorio brasileño— en uno de los gimnasios del Parque de los Atletas, cercano a la Villa Olímpica de la zona de Barra.

   La evaluación de Manu, referente ineludible de San Antonio Spurs (franquicia para la que jugará por decimoquinta temporada consecutiva en la NBA), tiene relación directa con el rendimiento del conjunto en los últimos amistosos jugados en Buenos Aires y Córdoba.

   "Ganamos cuatro de los cinco partidos, jugamos mejor de lo esperado, tal vez, pero eso ahora no cuenta. No se sabe lo que va pasar", aseguró el campeón olímpico en Atenas 2004.

   Argentina se impuso sucesivamente a Lituania, Croacia, Serbia y Francia en sendos ensayos de preparación. Solamente cayó en el primero ante Australia.

   "Sabemos que se puede competir ante las potencias europeas por momentos. Pero también debemos tratar de mantener esa intensidad por más tiempo. Lo ideal sería 40 minutos", dijo el bahiense, quien también vistió la camiseta de Kinder Bolonia de Italia

   "Estamos mejor de lo esperado, pero no podemos permitirnos caídas en el juego si aspiramos a seguir creciendo", consideró.

   Ginóbili cree que tanto él como sus compañeros más experimentados (Andrés Nocioni, Luis Scola y Carlos Delfino) son los que tienen que tirar del carro en el funcionamiento del conjunto de Sergio Hernández.

   "Estamos bien, estamos sanos que es fundamental. Pero los necesitamos a los más jóvenes, ellos deben tener un rol fundamental", remarcó.

   "Tenemos a Facundo (Campazzo) y a Nicolás (Laprovíttola), quienes son como ese pegamento entre los dos sectores: los más jóvenes y los que somos los más viejos", bromeó.

   "Es la cuarta vez que estamos en una competencia así y sentimos un profundo orgullo", reconoció Manu, que a esta altura de su carrera pensó que iba a "estar retirado" y no tenía previsto desempeñarse más en un torneo de estas características.

   "Cuando pasó lo del Mundial de España (no pudo jugar por una fractura por estrés en la tibia derecha) en 2014 dije lo que pensaba: que había muy pocas chances de que jugara en la selección", reafirmó.

   Ginóbili relató que llega "en un momento mejor desde lo psicológico" a esta competencia en Río de Janeiro, a diferencia de las tres anteriores experiencias olímpicas: Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012.

   "Estoy mucho más maduro, lógicamente. Entro a disfrutarlo de una manera distinta", admitió Ginóbili, décimo en la tabla histórica de goleadores en la historia del básquetbol olímpico con 433 puntos. Su compañero Scola está noveno, con 436 unidades encestadas.

   "No sé lo que es el espíritu olímpico, pero es hermoso el ambiente que se vive en la Villa, con las banderas, reencontrándonos con deportistas que no veíamos hace cuatro años. Es un lujo estar acá", finalizó el escolta.


Primer entrenamiento en Río de Janeiro

El seleccionado argentino se instaló el martes por la noche en la Villa Olímpica y en la mañana de ayer cumplió con el primer entrenamiento, de cara al debut frente a Nigeria, el domingo a partir de las 22.30.

En el gimnasio número 3, los dirigidos por el bahiense Sergio Hernández, apoyado por Nicolás Casalánguida y Gonzalo García, arrancaron trabajando en ofensiva en grupos de cinco y con rotación.

A la hora de la tarea defensiva, donde se trató de evitar todos los roces posibles para no tener que lamentar alguna lesión, se armaron dos quintetos.

Sobre el final llegó la hora de los lanzamientos de tres, mientras que Scola trabajó el uno contra uno ante la defensa de Delía, Mainoldi y Acuña.

Comentarios