Inseguridad
Sábado 01 de Octubre de 2016

Gendarmería ya comenzó a realizar intensos operativos en distintos barrios

La fuerza federal se desplegó ayer en Tablada y Santa Lucía. Y patrulló a caballo distintos sectores del parque Independencia.

Los vecinos del barrio Tablada celebraron ayer la llegada de gendarmes, que desplegaron un intenso control vehicular en la zona de Ayacucho al 4000, en lo que fue el primer día de operativos de las fuerzas federales en las calles de la ciudad tras la entrada en vigencia del convenio rubricado entre la Nación y el gobierno provincial. Los efectivos también desembarcaron en Santa Lucía y recorrieron el parque Independencia montados a caballo.

   Durante la tarde de ayer, una veintena de efectivos requisó autos, motos y verificó la documentación de los rodados ante la atenta mirada de los habitantes de una zona "caliente".

   Fue como un "dejá vu" para este sector de la ciudad, donde vive mucha clase trabajadora, principal víctima de la inseguridad. "Está bien, acá sobran las motos robadas que circulan todo el tiempo", dice una señora desde uno de los anchos pasillos del denominado cordón Ayacucho.

   "Mucha droga y mucho choreo al voleo. Acá la pasamos mal los laburantes que esperamos el colectivo a la madrugada", comentó un hombre de unos 50 años, enfundado en ropa de albañil.

   En la parada del ómnibus de Doctor Riva y Juan Manuel de Rosas, las mañanas son una lotería para muchos. "Primero hay que rezar para que no te roben esperando el colectivo, y después; de casa al trabajo y del trabajo a casa apenas baja el sol", remarcó otra vecina.

Vigilados. Con chalecos refractarios verdes colocados y en medio de una hilera de conos anaranjados, una veintena de gendarmes participó ayer de un control vehicular. Algunos estuvieron apostados con escopetas, otros dirigieron el tránsito. En la zona se desplegaron camionetas y combis de Gendarmería, toda una postal que marcó el regreso más notorio de las fuerzas federales.

   "Somos del Destacamento Móvil 2", aclaró un efectivo en referencia a la unidad con asiento en San Martín y Gálvez, donde el jueves la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el gobernador Miguel Lifschitz lanzaron la puesta en marcha del convenio.

   "Hay de todo un poco, vehículos con pedido de captura, conductores que no tienen la tarjeta azul de autorización del titular del rodado...", comentó otro gendarme.

   Los uniformados remarcaron que otras delegaciones llegaron a la ciudad como refuerzo, aunque ninguno pudo dar precisiones de cantidades de efectivos y locaciones.

   Precisamente, la escasa información sobre el número exacto de agentes de fuerzas federales que llegaron a la ciudad fue una constante durante toda la semana, y todo indica que seguirá siendo un enigma.

El operativo. El filtro que se estableció ayer para quienes circulaban por esa zona de Tablada fue doble. Se solicitó documentación del auto o moto, pero también de las personas que los tripulaban. "Luego se requiere información al sistema de datos de Gendarmería y Policía de Santa Fe", explicó un efectivo de mayor jerarquía.

   En las requisas de los gendarmes caminantes se han secuestrado armas con la numeración limada, muchas en poder de soldaditos de narcos de la zona.

   Ayer, los vecinos contaban por lo bajo que a estos chicos, en su mayoría menores de 20 años, les pagan unos 300 pesos para distribuir las bochas de cocaína por el barrio, lo que se conoce como narcomenudeo.

   También se están detectando muchas motos sin documentación. Un dato contrastó de otros operativos. Ayer no había presencia de inspectores de Tránsito para remitir motos y autos al corralón.

   Los vecinos que fueron controlados mientras La Capital estuvo allí, respondieron muy bien y vieron con agrado la presencia de los uniformados.

   Mientras este sector de Tablada se vio ayer invadido de gendarmes, lo mismo ocurrió en Santa Lucía. Con otra modalidad, y a través de la Caballería Montada, Gendarmería también comenzó a patrullar la zona del parque Independencia.

   Según algunas fuentes consultadas, hasta el lunes o martes de la semana entrante no habrá operativos conjuntos con la policía provincial. Eso explica por qué los voceros santafesinos no tenían ayer información oficial y abundante con horarios y cantidad de efectivos federales que se estaban desplegando en territorio rosarino.

Comentarios