Miguel Lifschitz
Sábado 08 de Octubre de 2016

Gendarmería inició operativos conjuntos con la Municipalidad

Luego de los cuestionamientos por la falta de visibilidad en los barrios, la fuerza federal buscó mostrarse activa.

Sin precisiones sobre la cantidad exacta de gendarmes, el operativo lanzado por el Ministerio de Seguridad de Nación y el gobierno santafesino empieza a tener mayor visibilidad. Ayer, y tras una reunión entre autoridades de Gendarmería y la intendenta Mónica Fein, comenzaron los controles conjuntos con inspectores municipales. Se hicieron 130 verificaciones con 28 remisiones, todas de motos.

Mientras reina el hermetismo en el número exacto de agentes federales en el marco del operativo de seguridad puesto en marcha la semana pasada por la ministra Patricia Bullrich y el gobernador Miguel Lifschitz, las acciones conjuntas entre Gendarmería y la Municipalidad dieron ayer un paso fundamental.

La mayor visibilidad surge tras un informe de La Capital donde vecinos, colectiveros y taxistas, entre otros, dijeron que no les resultaba sencillo encontrar gendarmes en los barrios rosarinos.

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Gustavo Zignago, indicó que ayer por la mañana se hicieron aproximadamente 130 controles con 28 remisiones de motocicletas a los corralones municipales. Las acciones se emprendieron en conjunto en varios puntos móviles: Provincias Unidas y Viamonte, Pellegrini y Riccheri, Oroño y República Arabe, y Bulevar Seguí y Avellaneda.

"Es una posibilidad de trabajo más que puede desplegar el municipio desde su competencia que es la seguridad vial. Trabajar coordinadamente nos va a generar mayores condiciones de prevención", indicó Zignago a este diario.

Si bien las acciones conjuntas entre municipio y la fuerza federal se viene dando desde el domingo pasado, los operativos de control vehicular de ayer tuvieron alto impacto y mayor número de efectivos. Se produjeron entre las 7 y el mediodía.

Gendarmería aportó 20 efectivos motorizados, mientras que más de una decena de inspectores municipales fueron la pata de control administrativo sobre la documentación personal y de cada rodado inspeccionado.

"Para estos días y el lunes inclusive ya tenemos diagramadas más acciones conjuntas. Desde el municipio ofrecimos nuestra experiencia territorial para ponernos de acuerdo en los dispositivos también con la idea de hacer una labor articulada con la policía santafesina", agregó el funcionario quien ya prevé una agenda común en meses "calientes" en materia de espacio público como los clásicos de fútbol, el recital de Guns N' Roses y el Encuentro de Colectividades.

El secretario General del municipio, Pablo Javkin, agregó que entre las propuestas que se conversaron en el encuentro con las autoridades de Gendarmería se propuso una acción coordinada en barrios donde impera la violencia. "También se ofreció desde el municipio apoyatura logística, pero manifestaron que en las instalaciones de la Asociación Isralelita de Funes se encontraban bien instalados", apuntó Javkin para reforzar la idea de emprender entre dos a tres operativos conjuntos diarios en Rosario.

A su turno, el secretario de Gobierno municipal, Gustavo Leone, recordó que en el encuentro con el director de Inteligencia Criminal de Gendarmería, Claudio Brilloni, se lo consultó como estaban de capacidad operativa a lo cual dijo que estaban con una capacidad similar a la que tenían en la gestión anterior.

"Se mencionó que se estaba a la espera de un refuerzo de equipamiento. El municipio les puso a disposición toda la información que surge de nuestras áreas de territorio como el Plan Abre, mesas barriales, intervenciones integrales, salud y desarrollo social. Les pedimos coordinar los operativos en los barrios de la ciudad que están priorizados a través de controles de vehículos y motos, y en las actividades urbanas y sociales en barrios del Abre", indicó Leone.

En el cónclave, también se analizaron temas de fondo (bandas, droga), más allá de los controles en la vía pública con impacto directo sobre la violencia.

Comentarios