La ciudad
Lunes 29 de Agosto de 2016

Gasoil subsidiado: la causa contra Las Delicias está parada

La denuncia fue realizada en la Justicia Federal en 2005 por utilizar el combustible para otras empresas. Críticas hacia el proceso judicial.

Una denuncia radicada en 2005 ante la Justicia Federal contra la empresa de transporte Las Delicias por utilizar el gasoil subsidiado en los vehículos de otras empresas, lleva más de una década de trámite y cuatro sin producirse medida alguna.

   Ahora los integrantes de la Cámara de Casación Penal revocaron el sobreseimiento por prescripción dictaminado sobre los tres gerentes de la concesionaria del transporte público, Rubén Rodríguez, Carlos González y Angel José Bellofatto, que habían sido imputados. El argumento, según explicó su abogado defensor, Gustavo Feldman, es que habría "funcionarios públicos involucrados", y no ahorró críticas para con el fallo al que calificó del "típico fallo de Comodoro Py, que tiene más que ver con operaciones políticas sobre los jueces que con hacer Justicia".

   La causa fue iniciada por el entonces concejal Alberto Cortés y apuntaba específicamente a los gerentes de Las Delicias, a quienes denunciaba por utilizar el combustible subsidiado por el gobierno nacional al que accedían a través de la esta empresa concesionaria para los vehículos de otras compañías de las que ellos eran titulares.

   Tras el dictado del primer sobreseimiento sobre los tres imputados en marzo de 2006, la causa tuvo idas y vueltas. Hubo apelaciones y el expediente se elevó a la Cámara Federal de Rosario, informes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), del Banco Municipal, de la Secretaría de Transporte de la Nación; e incluso se dio parte a la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas y a la Auditoría General de la Nación.

   Tras cuatro años de avatares, la Cámara de Apelaciones de Rosario revocó el segundo sobreseimiento dictado en primera instancia, y a partir de allí la causa quedó parada hasta febrero de 2012, cuando la defensa insiste en plantear la prescripción y el sobreseimiento, y ya en 2014 la Cámara de Apelaciones de Rosario confirma el sobreseimiento por prescripción. Una vez más, el fiscal de Cámara interpone la Casación y ahora vuelve a revocarse esa medida.


Críticas. Además de plantear el inexplicable derrotero, la defensa señaló que "después de once años de trámite, de estar hace casi dos años a fallo en la Cámara de Casación y de no producirse medida alguna hace ya casi 4 años, dos camaristas revocan el sobreseimiento porque habría funcionarios públicos involucrados; cuando en todo este tiempo nunca se indicó nombre y apellido o cargo de funcionario alguno con posible implicancia en el caso".

   Es más, la fiscalía "nunca pidió la indagatoria de nadie, funcionario o no. Todas las medidas de prueba producidas fueron propuestas por la defensa", agregó.

   Por todo eso, Feldman consideró que el fallo "está amañado por las consideraciones políticas y muy probablemente por operaciones políticas, que tienen más que ver con una controversia entre el poder central y el actual gobernador, que en 2005 intendente de la ciudad, que con lo que ocurrió hace once años".


Comentarios