Política
Viernes 03 de Junio de 2016

Gas: la Nación cerró la discusión con aumentos de hasta 500 por ciento

Extendió el tope de subas que había acordado en la Patagonia. Empresas electrointensivas tendrán un descuento del 10 por ciento

Era una reunión clave en la Casa Rosada. Miguel Lifschitz fue ayer a buscar soluciones para la crisis por los aumentos en las tarifas públicas y luego de dos horas salió con sabor a nada. Fueron muchas semanas de idas, venidas, pedidos y evaluaciones, hasta que ayer en la Rosada se tomó una decisión definitiva y fue comunicada a los gobernadores que en distintas tandas pasaron por el despacho de Rogelio Frigerio: habrá un aumento de hasta 400 por ciento en las facturas de gas residenciales y hasta un 500 por ciento para empresas. En electricidad, unas 460 empresas de alto consumo en todo el país tendrán un 20 por cientode descuento sobre el aumento, que se traducirá entre un 6 por ciento y un 10 por ciento de descuento real en el número final de las facturas, para ese puñado de empresas.

Los usuarios residenciales de electricidad continuarán pagando los montos plenos establecidos, con los descuentos ya anunciados para los consumos menores a 150 kw (no pagan aumento) y para la franja de 150 a 250, que pagarán un aumento de 30 pesos.

De las 460 empresas electrointensivas que recibirán un pequeño descuento, entre 50 y 60 serían de la provincia de Santa Fe, pero hasta ayer las autoridades provinciales desconocían precisiones sobre ése listado. De todos modos, la Secretaria de Energía, Verónica Geese, presente ayer en la Casa Rosada, confirmó a La Capital que el beneficio no alcanzará a los hoteles, restaurantes y otros emprendimientos industriales chicos o medianos que no alcancen un determinado umbral de consumo.

Por lo demás, los clubes deportivos de hasta dos mil socios podrán acceder a los topes de aumentos en gas (500 por ciento), y al descuento en tarifa eléctrica _en el caso de alcanzar el consumo mínimo establecido_, y a la vez serían beneficiados con una suma de 200 millones de pesos que surgirían de la Secretaría de Deportes de la Nación. Esto último luego de la reglamentación que aún no se concretó.

Deuda. Luego del encuentro de Lifschitz con Frigerio y el Ministro de Energía Juan José Aranguren, donde participaron además los gobernadores de Córdoba y Entre Ríos, el gobernador de Santa Fe tuvo una reunión a solas con Frigerio, donde trató la deuda de coparticipación que mantiene la Nación con Santa Fe y que tiene un fallo favorable de la Corte Suprema.

"Quedamos en constituir una comisión mixta para abordar el tema; nuestra expectativa es establecer alguna forma de pago que nos dé previsibilidad a futuro", explicó Lifschitz luego de la reunión, frente al Patio de las Palmeras de la Casa Rosada. Sin embargo, fuentes del Ministerio del Interior manifestaron a La Capital que el tema de la deuda por la coparticipación "será tratada en las mesas de diálogo político que se están abiertas, y donde participan todas las provincias de la Argentina".

El gobierno nacional tiene una visión distinta respecto de cómo afrontar la deuda con Santa Fe. Definieron que a la provincia le pagarán la deuda en la medida de que haya posibilidades, no por ahora, porque "no vamos a quebrar al Estado para pagarle a Santa Fe".

Tarifa. Del 400 por ciento de aumento en las tarifas del gas para residenciales serán eximidos aquellos consumidores que acrediten vulnerabilidad social y económica, y que realicen el trámite correspondiente.

Según Miguel Lifschitz, en Santa Fe un universo de entre 100 y 150 mil consumidores estarían en condiciones de avanzar con esa posibilidad, sobre un total de 400 mil. Siempre según palabras del gobernador, Frigerio pidió que promuevan desde la provincia una campaña de esclarecimiento para conseguir que todos aquellos usuarios en condiciones de solicitar el beneficio efectivamente lo hagan. Pero, en términos concretos, reconoció que "no hubo cambios sustanciales" en relación a la situación preexistente.

Al momento de valorar el alcance definitivo de las prolongadas gestiones sobre el aumento de tarifas, Miguel Lifschitz consideró que fue "mejor que nada". Y agregó que "cuando se agregan otros problemas que afectan a la economía (el incremento tarifario) la situación se hace más compleja". En ese punto el gobernador de Santa Fe hizo referencia a las inundaciones que sufrió la provincia, en especial al sector lácteo.

Respecto de la preocupación por la pérdida de empleo que se estaría registrando en Santa Fe, Lisfchitz consideró que en el sector formal aún no hay estadísticas que lo reflejen, aunque no descarta que se esté produciendo en el sector informal. "Depende en parte de la evolución de la economía, en lo personal mi pronóstico no es especialmente optimista ni pesimista. Creemos que dependerá de cada sector", abundó el gobernador.

Comentarios