Economía
Jueves 23 de Junio de 2016

Garavano se inclina por juicio abreviado

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, afirmó ayer que no es "fanático" de la denominada ley del arrepentido y que, en cambio, es "más partidario" de otros mecanismos judiciales que generarían el mismo efecto y menores discusiones en el Congreso.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, afirmó ayer que no es "fanático" de la denominada ley del arrepentido y que, en cambio, es "más partidario" de otros mecanismos judiciales que generarían el mismo efecto y menores discusiones en el Congreso.

"No soy fanático de la ley del arrepentido; existen herramientas como el juicio abreviado y la suspensión del juicio a prueba, con los mismos efectos y que generan menos discusión", advirtió Garavano.

A la vez, enfatizó que "no será una solución mágica" ni se resolverán "los problemas estructurales" que tiene actualmente la Justicia. Además, vaticinó que en el Congreso "va a ser muy discutida" la posibilidad de si una vez aprobada la norma podría aplicarse a hechos que ocurrieron en el pasado.

El funcionario macrista también reconoció que cuando se aplique la ley del arrepentido, en algunos casos un delincuente "podría no ir a prisión".

"Por eso yo soy más partidario personalmente del juicio abreviado o la suspensión del juicio a prueba", explicó el ministro de Justicia.

Según sostuvo, en las iniciativas que se están impulsando en la Cámara de Diputados, se punta a que el "partícipe de un delito", a cambio de "brindar información de quiénes eran sus jefes sus superiores, se le reduce la pena al momento de su condena".

Explicó que es "un pequeño premio, una reducción de su condena por dar información de quiénes eran sus jefes y, sobre todo, dónde está el dinero sustraído de las arcas públicas".

A la vez, el ministro de Justicia aclaró que para delitos como el narcotráfico y el lavado de dinero "ya existe" esa figura en la legislación, por lo que ahora se ampliará para que pueden entrar los casos de corrupción y crimen organizado.

Comentarios