Economía
Sábado 30 de Julio de 2016

Ganancias: el gobierno reflota el plan de llevar el tema al Congreso

Peña dijo que ya se trabaja con gremios y legisladores para avanzar en un cambio impositivo, que alivie la carga sobre los trabajadores

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó ayer que el gobierno nacional impulsará en el Congreso un cambio en las escalas del impuesto a las ganancias y que el nuevo esquema entre en vigencia en el 2017.

"Sin duda este año tiene que aprobarse una ley para modificar el año próximo las escalas" del impuesto a las ganancias, sostuvo el jefe de los ministros.

En declaraciones al canal Telefé, el ministro coordinador confirmó que "ya se está empezando a dialogar con los sindicatos y en el Congreso sobre los posibles cambios a introducir en el polémico tributo, que los gremios consideran un "impuesto al trabajo".

"Hace falta una reforma impositiva general para que la carga no sea tan regresiva", afirmó Peña, quien confirmó que la intención del gobierno es que el nuevo esquema impositivo rija para el año próximo.

Según consideró, se necesita una reforma impositiva para que el sistema sea "menos regresivo" y que debe tenerse en cuenta también la cuestión de la recaudación para reducir el déficit fiscal y bajar la inflación.

Hoy, el impuesto a las ganancias alcanza a trabajadores, jubilados y autónomos que tengan salarios o haberes brutos mensuales a partir de los $22.747 (en promedio) si no tienen deducciones, o de los $30.120 si se declara cónyuge y dos hijos a cargo.

La modificación de ese impuesto para que eleve la base imponible y excluya a los asalariados de la carga impositiva, se transformó en uno de los principales reclamos de la CGT ya desde tiempos del gobierno de Cristina Fernández, porque el tributo alcanza actualmente a las categorías de convenio más altas en bancarios y petroleros privados, entre otros.

La actualización del mínimo no imponible y la denominada tablita de retenciones del impuesto a las ganancias fue el eje de las primeras protestas sindicales que soportó el gobierno de Macri.

Los valores de la tablita no se actualizaron y como consecuencia de la inflación y de las subas salariales, los valores han quedado desactualizados.

De acuerdo con cálculos privados, si se hubieran actualizados los montos iniciales del año 2000, de acuerdo con la marcha de la inflación, el mínimo no imponible se tendría que haber fijado en 120.000 pesos mensuales a valores actuales, muy lejos de los casi 23 mil pesos actuales.

Optimismo. En paralelo, Peña aseguró que el próximo blanqueo de capitales "va a ser un éxito, esperamos que sí; hoy no hay más lugar en el mundo para esconder la plata, hay más transparencia y controles, y el Estado tomó la decisión política de cortar la evasión".

"Hay que salir de esta situación de mucha economía informal, hay mucha plata argentina en el exterior, tenemos que apostar a pagar los impuestos", indicó el funcionario.

Además, consideró que "este sinceramiento va a permitir un nuevo comienzo, y eso va a ser importante" para las finanzas y la economía del país.

Fin al bloqueo

Los fleteros que bloqueaban el ingreso de camiones a la planta de Acindar en Villa Constitución levantaron ayer el piquete ante la acción de la Justicia, y la siderúrgica, que amenazó con cerrar si seguía la protesta, continúa funcionando. Eso sí, lo hace con un turno menos.


Comentarios