Central
Domingo 20 de Noviembre de 2016

Gambetear al xeneize

Central buscará quebrar la racha afuera y potenciar la autoestima para la Copa Argentina.

La cabeza de Central está en otra galaxia. Invirtió una buena moneda en dólares para intentar ser el gran candidato del torneo largo, pero hasta el momento no arrancó. Eso sí, en la Copa Argentina viene estupendo y está a dos partidos de poder dar una vuelta olímpica. Sin embargo, está en deuda en el plano interno. Ni hablar en condición de visitante. Incluso en la misma Bombonera viene torcido a lo largo de la historia. Pero el canalla buscará hoy dar el batacazo, gambetear al sólido Boca desde las 18.30 y potenciar así la autoestima de cara al partido que más valora: Belgrano a fin de mes en Formosa.

   A Coudet y compañía sólo les interesa la Copa Argentina. En realidad a todos los centralistas. Porque es el objetivo inmediato y lo más real que tienen para saborear en un par de semanas más. Y a eso apuntan, más allá de que al certamen nacional le queda aún mucha cuerda por delante.

   No obstante, esta tarde buscará quebrar algunas rachas. Sobre todo la que pesa en la Bombonera, donde se enfrentaron en 67 oportunidades y los dueños de casa certificaron 45 triunfos, 15 empates y apenas 7 derrotas. Otro dato es que los locales hicieron 138 goles y recibieron 63 ante su gente.

   A este cuadro hay que sumarle que el canalla viene flojito fuera del Gigante y Boca bárbaro en su barrio (ver aparte). Aunque hoy los dirigidos por Coudet dejarán de lado las estadísticas cuando salgan al campo de juego e intentarán convertirse en noticia nacional una vez que haya finalizado el desafío, que promete ser palo y palo. Y no precisamente porque se tomará como una especie de revancha por el partido que vienen de jugar hace poco en Córdoba por Copa Argentina, cuando los rosarinos eliminaron al rival de hoy.

   Si no porque ambos pondrán lo mejor que tienen a mano en busca de quedarse con los tres puntos que estarán en juego. Cada cual tiene sus motivos para izar la bandera del triunfo. Claro que sólo uno lo podrá hacer.

Comentarios