Central
Miércoles 11 de Enero de 2017

Gallardo mete presión: "Si fuese Montoya no dudaría entre River, que juega Libertadores, o Boca"

El DT millonario mete presión en la negociación que hay entre ambos clubes con Central para contar con el volante canalla, que fue una de las figuras en la última temporada.

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, manifestó hoy que si estuviese en el lugar del volante de Rosario Central Walter Montoya, pretendido por el club de Núñez y su clásico rival, Boca Juniors, no dudaría en la elección con el plus de la participación en la Copa Libertadores de por medio.
"Yo no dudaría en elegir si ir a River, que juega la Libertadores, o Boca", afirmó Gallardo en la entrevista que mantuvo con TyC Sports desde Orlando, Estados Unidos, lugar de pretemporada para el último campeón de la Copa Argentina.
"Desconozco la situación de Boca con Montoya, pero sí sé cómo encaramos nosotros la situación con la propuesta para Central", indicó el técnico de River quien no se comunicó personalmente con el futbolista.
Gallardo aseguró que "hay muy pocos enganches" en el fútbol argentino, un puesto que pretende reforzar para la presente temporada cuyo primer semestre tendrá como competencias la Supercopa Argentina (ante Lanús), la Copa Libertadores y el torneo local que aun no tiene confirmada su reanudación.
"Es difícil traer jugadores del fútbol local porque están sobrevalorados. Incorporar es un gran inconveniente, pero está claro que si no podemos traer esos jugadores tendremos que potenciar lo que tenemos de cara a las próximas competencias, al menos hasta junio", indicó Gallardo como ejemplo sobre el estado de situación por la adquisición de Montoya donde River ofreció cinco millones de dólares brutos, pero no fue aceptada por la dirigencia rosarina.
Tras la gestión por Montoya, el otro jugador a contratar será un '10' y si bien no trascendió el nombre, las alternativas que se manejan son las de dos exfutbolistas del club: Manuel Lanzini y Alejandro Domínguez.
El cambio de sistema de juego que planea el técnico para 2017 incluye un enganche.
Si bien por ahora prevé ensayar con Ignacio Fernández delante de los tres volantes, el entrenador busca una alternativa más en la zona de gestación y el único enlace clásico del equipo es el juvenil Matías Moya, de 18 años, que realiza su primera pretemporada y apenas sumó una hora en cancha frente a independiente, a fines del año pasado.
En caso de aparecer el nombre que quiere Gallardo para ser el '10' del equipo (luego de la salida de Andrés D'Alessandro), Fernández podría correrse a la banda izquierda en lugar de Gonzalo 'Pity' Martínez, quien no logró buenos rendimientos.
Por otra parte, Gallardo confirmó al juvenil arquero Augusto Batalla como titular en el inicio del año a pesar de producciones flojas ante Boca por torneo local y Central en la final de la Copa Argentina.
"Batalla seguirá siendo el arquero de River. Tendrá el respaldo que merece un chico de 20 años y después competirá porque no le puedo asegurar el puesto a nadie. Le puedo transmitir confianza y tranquilidad, que sigue existiendo hacia él, pero debo mantener esa competencia y el que esté mejor jugará", indicó el Muñeco.
El ex mediocampista del seleccionado argentino de fútbol aseguró que "disfruta" su estadía en River.
"Estoy feliz en el lugar donde estoy, pero no me relajo, no me pasa y no me lo permito. Tal vez lo pueda disfrutar cuando no esté y cuando me vaya de acá me tomaré un tiempo para disfrutar el tiempo que estuve".
Gallardo señaló asimismo que le gustaría dirigir en el fútbol europeo, aunque no tiene apuro para eso.
"El día de mañana que decida o tenga la posibilidad de dar ese paso me gustaría dar un paso convincente para seguir desarrollando mi carrera afuera, pero no me desespero porque sé que estoy en un lugar donde estoy muy bien, muy querido y quizás en otro lugar eso no suceda", agregó el 'Muñeco' quien asumió en River en julio de 2014 y desde entonces ganó cinco títulos internacionales y uno local.
Por otra parte, Gallardo afirmó que River es "un oasis" en el fútbol argentino porque los clubes deben lidiar con "una organización totalmente desorganizada" y para los protagonistas es "difícil" abstraerse de todo eso: "pasamos por una situación delicada y no se puede sanear rápidamente. Nos aislamos porque tenemos compromisos puntuales, pero con la incertidumbre de lo que pasará. Hay una crisis muy profunda. Tenemos que dejar intereses personales con gente capacitada para salvar a nuestro fútbol".
River jugará el próximo domingo, desde las 16, hora argentina, ante Millonarios de Colombia, en su debut en la Florida Cup, en Orlando, Estados Unidos.



Comentarios