Cartas de lectores
Miércoles 24 de Agosto de 2016

Galeano y las impunidades

Quiero recordar el libro de Eduardo Galeano: "Ser como ellos", en el capítulo "Facultad de impunidades", se dice: "Este centro de estudios no es privilegio de pocos, donde la realidad dicta los cursos prácticos".

Quiero recordar el libro de Eduardo Galeano: "Ser como ellos", en el capítulo "Facultad de impunidades", se dice: "Este centro de estudios no es privilegio de pocos, donde la realidad dicta los cursos prácticos. De la teoría se encarga la TV. La eficacia pedagógica esta fuera de toda duda, las clases donde se enseñan la impunidad de los políticos, por ejemplo, está logrando aceleradamente el descreimiento de la gente. Si la siembra del desaliento sigue con ese ritmo pronto se logrará que nadie crea en nadie. La usurpación de la voluntad colectiva lograda por los votos, está contribuyendo en gran medida al desprestigio de la democracia, en un país donde ella nunca ha sido muy frecuente y en una soledad abrumada por el peso tradicional del Ejército y de la Iglesia. La facultad de impunidades instruye en la falta de escrúpulos y educa en la irresponsabilidad moral. La economía es cada vez más antidemocrática, mientras la gente pasa del entusiasmo a la desesperanza, y más de un defraudado identifica a la democracia con el fraude. Nunca había sido tan evidente la contradicción entre la democracia política y la dictadura social. Cuatro de cada 10 habitantes viven en estado de pobreza absoluta. Ellos no tienen el destino escrito en los astros, lo tienen escrito en el sistema de poder. La trampa del hambre y el consumo operan con impunidad abriendo más la distancia que separa a trampeados y tramposos. La famosa brecha es cada vez mayor, entre la inmensa mayoría que necesita mucho más de lo que apenas consume, y la mínima minoría que consume mucho más de lo que necesita".

Norberto Ivaldi / norbertoivaldi@gmail.com

Comentarios