La ciudad
Martes 19 de Julio de 2016

Furor entre los rosarinos que cada vez más se realizan tratamientos de depilación definitiva

En algunos casos se lo realizan por exigencias laborales o problemas de salud y en otros casos por gusto estético.

La posibilidad de quitarse el vello púbico ya no es un tratamiento exclusivo de mujeres. Son cada vez más los hombres rosarinos que acceden a esta práctica que se realiza con una máquina láser a cargo de un especialista. Los futbolistas fueron los primeros en animarse, luego otros que accedieron por problemas de salud, mientras que hay muchachos que se quitaron el pelo en destinas zonas del cuerpo por exigencias laborales y son cada vez más los que lo hacen por gusto estético.
"Hace diez años que me dedico al tema, empezó siendo más común entre los deportistas, pero hoy está más popularizado, y es realmente furor en los rosarinos no solamente en la depilación definitiva sino también en los tratamientos de arrugas y de la piel", explicó la médica Ayelén Brarda en el programa "El primero de la mañana" de La Ocho.
En ese sentido explicó que se trata de un tratamiento personalizado, que depende de la cantidad de pelo y aclaró que para el rostro de los hombres a veces se necesitan más sesiones "porque el ciclo de crecimiento es superior. En el pecho con cinco sesiones está muy bien, igual que en la espalda, en la cara se necesita más".
"Los únicos cuidados que hay que tener es no exponerse el sol, es un tratamiento que se hace con láser, es ambulatorio y se puede continuar con la vida cotidiana", dijo para aclarar que las sesiones son cada dos meses.
"Uno de los últimos casos que atendí era de un muchacho que tenía que ingresar a una aerolínea y tenía que tener la piel suave e impecable y lo hizo el tratamiento con mucho sacrificio", contó para agregar que los pacientes masculinos son de todas las edades.
La comparación entre hombres y mujeres establece que hasta hace cinco años atrás el promedio era de un 95 por ciento de pacientes femeninas y un 5 por ciento masculinos. Mientras que en la actualidad esa brecha se achicó, ahora un 80 por ciento son mujeres y un 20 por ciento de hombres.

Comentarios