El Mundo
Jueves 25 de Agosto de 2016

Fuerzas turcas arrebatan una localidad siria al Isis

La ofensiva militar, apoyada por EEUU, logró expulsar a las milicias yihadistas de Yarablus y de varias aldeas próximas a la frontera

Turquía lanzó ayer su primera gran ofensiva en territorio sirio con tanques que iban respaldados desde el aire con cazas en un intento de asegurar su frontera sur. Cientos de combatientes rebeldes sirios también formaron parte del operativo para conquistar Yarablus, una localidad próxima a la frontera de Siria. Los insurgentes aseguraron que tomaron el control de la localidad y de varias aldeas próximas a la frontera, que estaban en manos de la milicia Estado Islámico.

El presidente Recep Tayyip Erdogan dijo que la operación del ejército está "dirigida contra las amenazas" hacia Turquía procedentes del EI o de la milicia kurda siria YPG (Unidades de Protección Popular), que continuamente están amenazando" el país, informó la agencia de noticias turca Anadolu. Las Unidades de Protección Popular (YPG), el brazo armado del Partido de Unión Democrática (PDY), cuentan con el respaldo de Estados Unidos desde hace casi dos años en la guerra que libran contra el Isis. Han conseguido expulsar a la milicia extremista de gran parte de la frontera con Turquía.

La ofensiva se produce además coincidiendo con la visita a Turquía del vicepresidente estadounidense Joe Biden, el máximo representante de Estados Unidos que acude al país desde el fallido golpe de Estado del 15 de julio. Un miembro de la comitiva que acompaña a Biden dijo que Estados Unidos estaba en sintonía con Turquía y apoya la ofensiva. Además, señaló que a los kurdos-sirios se les había dicho que no podían avanzar más allá para tomar la ciudad por su cuenta.

La alianza de rebeldes y turcos y los kurdos en Siria parecen haber entrado en competencia por avanzar hacia Yarablus, la última ciudad grande próxima a la frontera en manos del Isis. A Turquía le inquietan los avances de los kurdos en el país vecino. Estados Unidos quiere evitar la confrontación. Funcionarios kurdos indicaron que los turcos bombardearon sus posiciones. Tras dos meses de sangrientos combates, las YPG, con ayuda de Washington conquistaron recientemente Manbij, una ciudad clave y próxima a la frontera, ubicada al oeste del río Eufrates.

Comentarios