Información Gral
Lunes 13 de Junio de 2016

Fuerte polémica porque un restaurante nudista le prohibe la entrada a los gordos y a los viejos

El local, que recrea el ambiente de la Roma antigua, puso un límite de peso para sus clientes, como así también de edad: los mayores de 60 años no podrán ingresar al establecimiento.

El primer restaurante nudista de Japón, que abrirá sus puertas en Tokio el próximo 29 de julio, no permitirá la entrada de clientes con sobrepeso. Las restricciones que impone el local, llamado The Amrita, desataron críticas en redes sociales, donde se consideró "ofensiva" la prohibición y cuestionaron los argumentos del negocio.

El restaurante, que de momento abrirá solo durante cuatro noches, advierte en la lista de reglas de su página web que "Existe un límite en términos de peso (Aquellas personas que superen en 15 kilos el peso medio para su altura no podrán entrar al local. Por favor tengan cuidado con esto)".

El establecimiento busca crear un ambiente como el de la Roma clásica. Por lo tanto, los clientes que superen esta limitación en la báscula no podrán acceder al interior y el importe que hayan abonado por la cena no les será devuelto.

Al restaurante solo se puede acudir con una reserva que implica un pago previo, que va de los 12.000 yenes (112 euros) del menú más básico a los 80.000 yenes (752 dólares) que vale la cena amenizada por modelos masculinos, que atienden las mesas y protagonizan una serie de actuaciones musicales.

Otras restricciones criticadas en redes sociales son la de no permitir entrar a personas mayores -el local solo permite acceso a clientes entre los 20 (la mayoría de edad en Japón) y los 60 años- o el prohibir cenar a las personas con tatuajes, aún estigmatizados en Japón por considerarse ligados al crimen.

Aunque se autodenomina un "restaurante nudista", a diferencia de los locales de este tipo que recientemente han abierto sus puertas en Londres, Reino Unido, y Melbourne, Australia, en The Amrita los clientes deberán llevar obligatoriamente ropa interior de papel facilitada por el restaurante.

Se prohíbe la fotografía dentro del local, guardar los móviles en una caja fuerte durante la cena es obligatorio y tampoco se permite "hablar con otros clientes o tocarlos" durante la cena, explican en la página web.

Comentarios