Edición Impresa
Sábado 07 de Septiembre de 2013

Fuera del río, los Tiburones crean su "Abrazo de agua"

Documentalistas y el Equipo de Natación Integral articulan una experiencia transmedia que continuará el grupo de Arroyo Seco.

“En el agua somos todos iguales, cuenten lo que hacemos afuera, es ahí donde tenemos dificultades”, dijo uno de los chicos de Los Tiburones al grupo de documentalistas que realizaba un registro sobre la experiencia de natación integrada. Juan Mascardi, coordinador del proyecto de narración transmedia, rescata esa frase para explicar el espíritu del trabajo emprendido.

«Abrazos de agua» es una experiencia que documenta el trabajo comunitario de la Escuela de Natación Integral Arroyo Seco (Enias)”, dice Mascardi, director de la licenciatura de periodismo y de la de producción y realización audiovisual, de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) Rosario. Hoy, junto a la presentación del documental en el Festival Latinoamericano de Video y Artes Audiovisuales Rosario, en la sala del Museo del Diario La Capital, a las 18, se inagurará un portal del proyecto.

En 1997, el profesor Patricio Huerga comenzó a adiestrar personas con capacidades diferentes en la natación y en aguas abiertas. En marzo de 2012, unos 140 chicos cruzaron el río Uruguay tras nadar cuatro horas para cubrir los 15 kilómetros que separan a la entrerriana ciudad de Colón de la uruguaya Paysandú. “Fuimos para registrar la prueba, llevamos dos cámaras, equipos de sonido y grabamos durante 8 horas. Ahí nos dimos cuenta que debíamos hacer algo más que mostrar cómo nadan”, explica Mascardi, quien trabajó junto Paulo Ballan, docente y responsable del guión del documental.

“En la facultad hacemos un registro audiovisual como compromiso universitario con la comunidad”, agrega Mascardi. Se sumaron el Consulado de Uruguay en Rosario, el Centro Audiovisual Rosario, y la producción general es de Enias”.

“Decidimos darle una dimensión que no sólo fuera el registro audiovisual de la odisea. Así, en 2012 nos reunimos con los Tiburones y fuimos con la idea de escribir el guión en conjunto, salir de esa mirada del documentalista que observa y que nos tiren ideas de cómo se veían. Siguió la propuesta de darle una dimensión digital y transmedia. En el registro contamos todo el proceso de producción desde ahora hasta abril de 2014. La construcción colaborativa es de una narración transmedia, horizontal y descentralizada, que articula contenidos generados desde diferentes soportes: webisodios, podcasts, crónicas digitales, infovisualizaciones y redes sociales”.

“Es un modelo inaugural, por la tradición digital de las carreras de comunicación esperamos que sea una experiencia para aplicarla a otras temáticas. Ya en 2009, los Tiburones me convocaron para registrar una prueba y dirigí el ciclo documental Sustancias Elementales que se emitió en Canal Encuentro del Ministerio de Educación. Pero ahora quería hacer algo distinto”, remarca Mascardi.

Sobre el contenido, resalta que “tiene tres momentos: pruebas, cursos de capacitación en realización y el tercer eje son las historias de los personajes, donde tenemos nuestro mayor compromiso narrativo. Con todo el protocolo audiovisual y cinematográfico, el documental abarca los tres ejes, pero está en construcción y no podemos decir cómo quedará para su difusión en micros para la tele o la web, donde ya hay un trailer armado con locutores de Rosario, lo hicimos con muchas voces y para difundir el proyecto”.

“Desnudamos la investigación y sus pasos, el público se entera de los caminos que tomamos y se involucra, no sólo en el producto final, sino en cómo se realizó”, dice Marco Alonso, estudiante guatelmateco a cargo de la dirección fotográfica.

“El proyecto tiene una gran movilidad y suceden hechos inesperados: en un dispensario de Arroyo, un chico llamado Jesús nos dijo que quería cantar «Las manos de mi madre» a su mamá. Luego, cuando nos enteramos que Peteco Carabajal venía a un recital lo conectamos con Jesús y terminaron cantando juntos. Todo comenzó en abril, durante un scouting, reconocimiento de escenarios, personajes y lugares, para evaluar técnicas de producción, iluminación y cámaras ”.

“Mientras ejecutamos el proyecto, el trabajo fue adquiriendo distintos líderes, esa movilidad da horizontalidad. Hubo debates sobre roles que no figuran en los esquemas habituales de producción, inventamos cargos y nos  cruzamos.

“En paralelo al desarrollo del transmedia, el proyecto apunta a un segundo nivel de intervención: capacitar a Los Tiburones para que ellos tomen la continuidad del relato y cuenten su historia. Hicimos tres viajes a Arroyo y una vez vinieron los Tiburones para hacer un taller que dimos en la Facultad de Ingeniería. Resta hacer el esquema de los cursos”, dice Mascardi.

“El proyecto tiene una financiación colectiva, la web está armada para que la gente pueda donar y hacer sustentable el proyecto. El documentalista interviene en la realidad y transforma la realidad, es un compromiso académico de estudiantes y docentes”.

“Queremos que haya claridad y transparencia en la financiación. No hay una tradición de abonar en la web, pero no haremos circuitos clásicos. Vamos a la Sala del Museo del Diario y lo difundiremos en escala regional hasta diciembre. Luego buscamos la proyección latinoamericana e hispanoparlante”, detalla. Tiburones abrió una cuenta bancaria donde van las colaboraciones.

Buscamos una universdad involucrada en trabajos solidarios. Desde el periodismo, podemos trabajar  con universidades, medios y entidades que se encuadran en lo social”.

Para navegar desde la web. Para conocer, participar y colaborar con la experiencia se puede acceder a la web, en los sitios: www.abrazosdeagua.com.ar Facebook: www.facebook.com/TiburonesDelParana Twitter: @abrazosdeagua
YouTube: www.youtube.com/abrazosdeagua. Email: tiburonesdelparana@gmail.com
 

Comentarios