Edición Impresa
Martes 15 de Septiembre de 2009

Fuentes fidedignas

Un grupo de esforzados colaboradores que no cobran un centavo defienden diariamente la calidad y el honor de Wikipedia. La enciclopedia colaborativa sale airosa de su lucha cotidiana contra los actos vandálicos y termina por convertirse en la fuente más confiable de internet gracias a su política de verificabilidad: las indispensables y muchas veces menospreciadas referencias.

La web me sorprende todo el tiempo, pero lo que realmente me alegra es que Wikipedia haya destrozado mis pronósticos más agoreros.

Estaba seguro de que el ambicioso proyecto Wikipedia, la enciclopedia colaborativa donde cualquier internauta -registrado o no- puede modificar libremente cualquier contenido, iba a ser un fracaso estrepitoso. Así como llegaba, tan inocente, a exponerse muy suelta de cuerpo al clásico vandálismo de hordas de aburridos adolescentes anónimos, no tenía muchas chances de sobrevivir. Pero terminó por convertirse en la fuente más fidedigna de la web.

La tarea no fue simple y sigue siendo una empresa ardua y de cada minuto. Cientos de personas entran diariamente a Wikipedia en español para crear artículos llamados, por ejemplo, "Las relaciones bilaterales entre Cuba y Estados Unidos", y finalmente sólo tienen una línea de texto que dice "JUANI TE AMO VOS SOS MI AMOR Y Q TODO EL MUNDO SEPA". Muchas veces "vos" está escrito con Z e incluso con B. No llega a enterarse todo el mundo de la declaración de amor, ya que esos engendros no suelen durar más de diez minutos. Incluso hay usuarios de Wikipedia que desarrollaron robots que se encargan de encontrar artículos muy reducidos o con el top ten de los insultos más habituales.

Wikipedia ha logrado reunir una legión de colaboradores muy bien organizados que se aferran con orgullo a una enciclopedia en línea casi sin errores. O al menos tantos errores como la Enciclopedia Británica, según una investigación que hizo hace ya un buen tiempo la revista Nature. Aunque con una ventaja y una desventaja: está muy claro que juega a favor que Wikipedia sea abierta y democrática, y que el esforzado grupo de "bibliotecarios" realice una tarea destacable a cambio de... nada. Es decir, los errores de Wikipedia se depuran rápidamente. La contra es que la creación de Jimbo Walles suele dedicarle extensas secciones a cuestiones polémicas o de dudosa referencia.

Ese constituye precisamente el gran cimiento del sitio: las referencias, la verificabilidad. "Todos los artículos de Wikipedia deben tener referencias (es decir, indicar la fuente de la información) para que el lector pueda comprobar la exactitud, precisión y neutralidad del artículo, y buscar más información sobre el tema. Todo el contenido de Wikipedia debe haber sido publicado en otro lugar (ya que Wikipedia no es una fuente primaria), y por eso siempre es posible para el autor del artículo incluir una referencia". Eso dice "Wikipedia" (o sea, sus usuarios, que son quienes construyen y defienden la enciclopedia).

Quienes crean nuevos artículos o añaden información a otros materiales no siempre cumplen con la política de verificabilidad que reclama Wikipedia. El día que todo lo que allí aparece tenga sus referencias, no habrá dudas de que Wikipedia será la fuente más confiable de internet y de todo el mundo.

Mientras tanto, Wikipedia es actualmente "la mayor y más popular obra de consulta en internet". Lo dice Wikipedia... pero con las referencias de un artículo de la revista Time, la compañía de información de tráfico web Alexa, el blog Hitwise y una entrevista de Reuters.

No existe una web que sea cien por ciento confiable. Tampoco lo es Wikipedia. Pero termina por convertirse en el nexo hacia la primera mano, la información más fidedigna.

Todos los días me encuentro con alguien que se jacta de haber encontrado un error en Wikipedia. Siempre pregunto lo mismo: "¿Lo corregiste?". La respuesta suele ser negativa. No sólo hay que corregirlo, también hay que poner la referencia, preferentemente un sitio web al que todos puedan acceder. Ese es el espíritu de Wikipedia.

Comentarios