La ciudad
Jueves 23 de Junio de 2016

"Fue un error muy grave del presidente traer una consigna de campaña al acto"

La ministra de Educación, Claudia Balagué, opinió sobre la arenga de Mauricio Macri para que los chicos repitan "Sí, se puede".

La ministra de Educación de Santa Fe, Claudia Balagué, calificó como "un error muy grave del presidente traer una consigna de campaña política a un acto que estaba planificado todo en celeste y blanco". La opinión llegó al ser consultada sobre la arenga del jefe de Estado nacional, Mauricio Macri, para que los alumnos que participaban de la promesa de lealtad a la bandera repitieran "Sí, se puede". En su visión, los actos del 20 de Junio deben ser festejados "sin consignas y sin otra bandera" que no sea la celeste y blanca.

Minutos antes de participar de la fiesta aniversario de un colegio de barrio Azcuénaga y en breve charla con La Capital, Balagué prefirió diferenciarse por igual del acto que presidió el presidente Macri el lunes pasado como en los que participó la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, argumentando a favor de un 20 de Junio en celeste y blanco. A la vez que repudió la violenta agresión que recibió el concejal Eduardo Toniolli de parte de la Gendarmería.

El último acto central del 20 de Junio pasará a la historia por las vallas que cerraron al pueblo un espacio público e histórico como es el del Parque Nacional a la Bandera; la fuerte presencia policial, de gendarmes y carros hidrantes; la violencia ejercida contra quienes quisieron manifestar su oposición a las políticas del Ejecutivo nacional y por estar limitado sólo a quienes estaban acreditados para asistir, como si se tratara de una actividad privada. También por la proclama presidencial para que chicos y chicas de 9 años replicaran la consigna de la campaña política de Cambiemos: "Sí, se puede".

"Fue un error muy grave del presidente traer una consigna de la campaña política a un acto que estaba planificado todo en celeste y blanco, como hacía años que no pasaba. Porque la verdad es que en épocas del gobierno anterior también hemos tenido una partidización muy fuerte de ese acto, que es de todos los argentinos. A mí me han tocado vivir los anteriores actos del 20 de Junio y este último. En ambos casos fueron errores muy graves. Lo único que nos puede unir a todos los argentinos, si es que realmente queremos eso, es la bandera nacional. Es lo que ha hecho Sarmiento con los símbolos patrios en las escuelas, en una época también de gran desunión y de gran inmigración en nuestro país; hoy tendríamos que volver a eso: a tener como única bandera en ese acto, que es muy particular para todos los argentinos, la celeste y blanca. Sin consignas y sin otra bandera", opinó la ministra.

—¿Los chicos sabían que iban a tener que repetir "Sí, se puede"?

—No, de ninguna manera. Nosotros habíamos planificado la promesa como lo hicimos el día 16 (de junio), y hacemos todos los años, con todas las escuelas de Santa Fe. Eran las mismas características, donde los chicos estaban con sus docentes, con sus papás, con las familias que siempre los acompañan, porque es un acto sumamente emotivo, muy especial. Ese era el contenido. Obviamente, nadie se imaginó que iba a surgir esa manifestación más vinculada a una campaña política, nunca pensamos que podía suceder.

—¿Los tomó por sorpresa a ustedes también?

—Exactamente. Creo que fue una sorpresa generalizada. Yo estaba con el resto de los funcionarios y de los ministros, incluso los ministros nacionales, y tampoco sabían de eso. En ese momento nos miramos entre todos.

—¿Y qué pasó con el vallado 300 metros alrededor del Monumento?

—Esa fue una definición de seguridad del acto nacional. En este tipo de acto siempre hay, por supuesto, una coordinación y las fuerzas de seguridad nacionales previeron eso. Nosotros no tuvimos nada que ver con esa definición. Para nosotros el acto es para todos, como lo fue a la tarde el que organizamos con miles de personas; con música, con asado a la estaca, con Soledad. Es lo que siempre queremos para los actos patrios.

—También la pregunta es por la agresión que sufrió el concejal Eduardo Toniolli.

—Todo acto de agresión es totalmente repudiable. Y no es lo que esperamos tampoco en nuestros actos.

Comentarios