Policiales
Martes 25 de Octubre de 2016

Fue denunciado por violencia de género y le imputan un homicidio

Martín Darío D. tiene 19 años y estaba prófugo desde noviembre. La Justicia lo buscaba como sospechoso de ser uno de los dos jóvenes que llegaron a una humilde vivienda de Villa Manuelita y mataron de un disparo a Cintia Mariela Flores.

Martín Darío D. tiene 19 años y estaba prófugo desde noviembre. La Justicia lo buscaba como sospechoso de ser uno de los dos jóvenes que llegaron a una humilde vivienda de Villa Manuelita y mataron de un disparo a Cintia Mariela Flores. El domingo a la tarde lo detuvieron en Villa Gobernador Gálvez luego de una denuncia de su pareja por violencia de género, pero en la comisaría 26ª los efectivos se enteraron de que tenía una orden de captura por el homicidio de la mujer de 36 años. Hoy será imputado por el fiscal Florentino Malaponte en los Tribunales.

Cintia Flores era conocida como "Chicha" y había dejado la casa paterna de Cepeda entre Spiro y Presidente Quintana, en el sudeste rosarino, para vivir sola en una vivienda de 24 de Septiembre y Beruti. Según contaron los vecinos, cerca de las 2.30 del 21 de noviembre pasado estaba tomando con unos amigos en la entrada del pasillo que se abre entre Biedma y Presidente Quintana y comunica Beruti con Grandoli al 3800.

Cuando un rato después salió del pasillo, Chicha caminó unos pasos y fue emboscada por dos muchachos que llegaron corriendo de atrás. Según dijeron los vecinos uno de ellos le disparó con una bala calada con un punzón —provoca más daño— y le perforó la axila izquierda. Chicha se derrumbó boca abajo en el pavimento, a la altura del ingreso al pasillo por Beruti. Una prima reconoció su cuerpo poco después.

Sobre el motivo del homicidio, allegados de la mujer asesinada deslizaron que Chicha no era la destinataria del balazo fatal sino que trató de interceder para que alguien no resultara baleado.

Comentarios