El Mundo
Martes 21 de Junio de 2016

Frontal debate en la campaña sobre el "Brexit"

Aye, a tres días antes del histórico referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE, la campaña volvió a encenderse: el primer ministro...

Aye, a tres días antes del histórico referéndum sobre la permanencia o salida del Reino Unido de la UE, la campaña volvió a encenderse: el primer ministro, David Cameron, acusó a los defensores del "Brexit" de trabajar con datos falsos, mientras que Boris Johnson atribuyó al bando opuesto desorientación política.

Quedarse en la Unión Europea (UE) supone "estar encerrado en un coche que conduce otro, que no habla bien inglés y que se dirige a una dirección que nosotros no queremos", escribió el ex alcalde de Londres y defensor del Brexit en el Daily Telegraph. "¿Qué tiene que ofrecer el bando de la permanencia en la UE? Nada. Ningún cambio, ninguna mejora, ninguna reforma; nada sino la continua y miserable erosión de la democracia parlamentaria en este país", escribió.

En tanto, en la BBC, Cameron acusó al sector defensor del Brexit de no decir la verdad en temas centrales. No es verdad que Turquía vaya a entrar en la Unión Europea, por ejemplo, ni tampoco que Reino Unido vaya a formar parte de un ejército europeo. Tampoco es verdad que Londres le pague cada semana 350 millones de libras a Bruselas, dijo Cameron.

Al mismo tiempo, el Parlamento recordó a la legisladora laborista Jo Cox, asesinada el pasado jueves. En un gesto de unidad, todos los parlamentarios llevaban una rosa blanca sobre su vestimenta. También en el asiento vacío de la asesinada había una rosa.

Tras su muerte, la campaña electoral se interrumpió durante tres días, mientras Cameron y otros políticos pedían que el odio no se colara en el debate político. El jefe de la bancada laborista, Jeremy Corbyn, llamó a actuar de forma más cuidadosa y menos agresiva en la política. El país está de acuerdo en "combatir el odio" que mató a la legisladora, sostuvo. El hecho se interpreta cada vez más como "un acto de violencia política extrema" y "una agresión a toda la sociedad", dijo Corbyn. Cameron destacó además a Cox como "una voz a favor de la humanidad".

Comentarios