Rosario Central
Martes 14 de Febrero de 2017

Frenado, pero no caído

El pase de Carrizo a Central no avanzó demasiado, pero sigue siendo el nombre que más interesa. Gudiño y Carrera, a la espera.

Federico Carrizo sí, Carrizo no. Martín Benítez tampoco se sabe, aunque parece una chance compleja, prácticamente imposible. La llegada del segundo refuerzo en Central sigue sin resolución y a esta altura las posibilidades en cuanto a nombres no son muchas. Hay una charla pendiente con Boca, la que podría allanar decididamente el camino en cuanto a la situación del Pachi o dejarlo ya fuera de carrera. Todo dependerá de si la dirigencia xeneize entrega algún guiño sobre las pretensiones canallas o se mantiene en la suya. Por lo pronto, ayer creció el optimismo teniendo en cuenta que el acuerdo entre el jugador y Central ya estaría, pero falta la otra parte. ¿Y si no qué? Los nombres de Gabriel Gudiño y Ramiro Carrera, dos de los futbolistas apuntados desde un primer momento siguen estando sobre la mesa. Sobre todo el jugador de Atlético de Rafaela, quien también cierra porque es un número ocho puro. Distinta es la situación de Hernán Toledo, el volante argentino que juega en Europa y estaba en carpeta, quien no pudo arreglar su salida de Fiorentina. (ver aparte).

"La situación de Carrizo está igual que siempre, Central prácticamente no pudo avanzar en la negociación", le confió ayer a Ovación una fuente cercana a la comisión directiva canalla. Y de la misma forma argumentó que "la prioridad" sigue siendo el Pachi, por más que Boca se mantenga duro en su posición. En esta historia puede ser clave la llegada del presidente xeneize, Daniel Angelici, quien se encuentra en el exterior y tiene pensado arribar mañana al país. Claro que en tiempos en los que la comunicación vuela no es necesario ponerse a cara con nadie, pero los términos de las negociación vienen complejos y en ese sentido sí podría ayudar.

En medio de esa sensación de "prioridad" de la que en Central siguen hablando, está la cuota de optimismo debido a que los números con Carrizo ya estarían acordados. Esto a grandes rasgos, ya que en Arroyito entienden que hay un tope para gastar y que si hay un dinero que sea necesario entregarle a Boca, la variable de ajuste podría llegar a ser el contrato del mediocampista.

Carrizo sabe que hoy no tiene lugar en Boca y que el técnico Guillermo Barros Schelotto no lo tendrá en cuenta. Por eso desde el entorno del jugador también hablan de un interés claro en volver a Central, que hoy por hoy es el único club realmente interesado en los servicios del cordobés.

"Lo de Carrizo no hay que descartarlo porque Boca también está en una situación particular", apuntó otra de las fuentes consultadas. Es que el Pachi tiene contrato hasta diciembre de 2017 y si no es negociado ahora en junio el jugador estará en condiciones de firmar un nuevo vínculo con cualquier club, por lo que la institución de la Ribera perdería ese 60 por ciento del pase que posee. Obviamente los canallas perderían el 40 por ciento que les quedó en su poder cuando Carrizo fue transferido a mediados de 2014.

La historia a esta altura ya es muy conocida. En Central prefieren repatriar a Carrizo con una cesión a préstamo (en ese caso Boca debería extenderle el contrato), mientras que Boca pretende vender el 60 por ciento que tienen o al menos una parte de ese porcentaje. Desde Arroyito estarían dispuesto a adquirir nuevamente una parte del pase, pero en un monto mucho menor a lo que Boca hoy está solicitando.

Paolo Montero está convencido de que quien llegue como refuerzo tiene que ser alguien con mucho carácter o que conozca ya el club, ya que en el poco tiempo que lleva trabajando entendió que "las presiones son muy grandes". Carrizo cumple el requisito por su paso por Central. En ese sentido, Gudiño y Carrera no jugaron en Central, pero ambos están en carrera. El volante de Atlético de Rafaela fue uno de los primeros que trascendió y que interesa, más allá de que su contratación también implicaría una erogación importante de dinero. Al de Gimnasia y Esgrima La Plata por las dudas también lo tienen todavía como posibilidad, más teniendo en cuenta la rápida negativa que la dirigencia de Central encontró cuando consultó por Martín Benítez, el mediocampista de Independiente. Es que desde Avellaneda respondieron con un "no" rotundo cuando desde Rosario le plantearon la chance de un préstamo. "Sólo puede salir por medio de una venta", dijeron. De hecho hace unos días el Rojo rechazó una oferta desde exterior por 4 millones de dólares.


Era Toledo, pero no podrá ser

En Central hablaban de la posibilidad de un argentino que está jugando en Europa. Ayer Ovación confirmó que se trataba de Hernán Toledo, el volante que se inició en Vélez y actualmente juegan en Fiorentina. Pero ya quedó descartado. Podía salir pero sólo por cuatro meses.

Comentarios