Escenario
Sábado 27 de Agosto de 2016

Freddy: "Ataque de risa es una obra en la que no se puede hablar en serio"

El actor cuenta de qué se trata la obra, que hoy presenta junto a sus "amigos" en el teatro Broadway, a las 21.

Dicen que cuando la gente ama su profesión no siente que esté trabajando, sino más bien jugando o divirtiéndose. Y claramente esto es lo que refleja Freddy Villarreal en una amena charla donde habla sobre "Ataque de risa", la obra que esta noche presenta junto a sus "amigos" en el teatro Broadway.

   "Somos un grupo de amigos que se encontraron después de mucho tiempo. Trabajé con muchos de ellos en 'Videomatch'. Con Pablo y Pachu tuve un proyecto muy lindo que fue «No hay 2 sin 3», con el que nos ganamos un Martín Fierro. Después de eso no nos vimos más en lo laboral y muy poco en la vida social", dijo el cómico en diálogo con Escenario.

Pero ahora, Freddy afirma que se encontraron "después de muchos años, viajando y recorriendo muchas plazas juntos y la verdad que es como volver a vivir esas épocas". Asegura que "con Gonal pasó lo mismo" y cuenta que con Emilio Disi tiene la suerte de trabajar hace cinco años seguidos en proyectos teatrales: "Emilio es mi amigo, mi papá, mi abuelo, no diría mi hermano por la diferencia de edad importante, pero en él me veo yo de grande arriba del escenario haciendo reír".

   Villareal deja en claro que si bien el trabajo del imitador y humorista es arduo no siente el cansancio, al menos en esta oportunidad donde ve que se divierte con sus colegas y amigos. "El trabajo detrás de escena no es trabajo, te diría que son cenas y almuerzos con amigos. No se puede hablar en serio prácticamente, nos reímos todo el tiempo. La única diferencia que encuentro con mis compañeros es que ellos tienen pelo y yo no", bromea.

   Por otro lado, habla de la obra como una sucesión de hechos muy graciosos donde no hay una comedia, un hilo conductor que hay que respetar: "Acá todo lo que haga reír es bienvenido y show tras show le vamos encontrando más cosas en nuestros propios sketchs y es muy divertido".

En "Ataque de risa" hay un cuadro donde están estos cinco monstruos del humor juntos, bien acompañados por las bellísimas Maypi Delgado y Erika Mitdank, y otros donde cada uno hace lo que ya la gente conoce, monólogos y las imitaciones de Freddy que el público espera.

   En este sentido, Villareal asegura que el rol de la imitación, en la forma que él quiere exponer su trabajo, es un rol difícil porque es "muy meticuloso" y no quiere ser "sólo un imitador de voz", sino que prefiere "ser un imitador, caricaturizador, parodiador, bufón" y confía que es un trabajo de gran observación: "Me fijo en maneras de caminar, en la voz, la forma en que uno supone que pensaría el personaje, en la ropa, en todo". Para lograr su objetivo cuenta que además de su amplia preparación individual implica a un gran equipo de caracterizadores y es imprescindible un "buen libreto para suscitar la risa".

   Entre sus tantos personajes, uno de los más polémicos de este año es su imitación al presidente de la Argentina Mauricio Macri en "Showmatch". Pero si bien asegura que lo que un humorista piensa personalmente a nivel político puede llegar a condicionar en una imitación, afirma que no es su caso porque es "apolítico 100 por ciento".

    "Cuando amanezco pienso en que lo que deseo es un país mejor todos los días, porque se lo voy a dejar a las dos personas que más amo en el mundo y que son mis hijos", enfatizó Villarreal.

En esta confesión dice que toda persona que esté al frente del país para solucionar los problemas de la gente tendrá su "apoyo incondicional". Y se defiende en relación a las críticas por su imitación hacia el presidente: "Lo que yo hago en televisión no es ni a favor ni en contra del político que yo estoy caracterizando. No existe la editorial política en mi trabajo, sólo es humor. Un político debe preocuparse por la política que gestiona, promueve y promulga y no por lo que dice y hace un humorista".

    Enfocado puntualmente en la obra que el grupo estrena esta noche en Rosario, Freddy Villarreal asegura que tienen muchas expectativas de "hacer reír" a los rosarinos y que la propuesta siempre sea, como su nombre lo indica, un "ataque de risa". Además recomienda este espectáculo sin ocultar optimismo: "Lo único que puedo decir es que cuando yo no estoy en el escenario me visto muy rápido en el camarín para ir detrás de bambalinas y mirar a mis compañeros porque me divierto mucho con lo que hacen. Por suerte a mis compañeros les pasa lo mismo conmigo, así que, si los que estamos ahí adentro de la obra nos queremos ver tanto entre nosotros, imagínense lo buena que está".

    Y para rematar su invitación, incluye en la charla a su hija: "Le voy a preguntar a ella si realmente le gusta la obra. "¿Te gusta 'Ataque de risa'?"."Me encanta, para mí es muy especial porque me da mucha risa... en especial mi papá", dice Jazmín, de 7 años. A lo que el humorista, que se autodefine como un padre cariñoso, después de dedicarle un "te amo" elige concluir así el diálogo: "¿Qué mejor cierre de nota que éste?".

Comentarios